18 ago. 2011

La defensa sigue siendo el lastre

Apuntaba en el Termómetro que había que salir a por todas. El Sevilla no lo ha hecho de primera hora y lo ha pagado. Seguimos vivos, pero no sin riesgo.


Salió Marcelino con ciertos jugadores que no se esperaban. Creo que todos, incluído servidor, apostaba por Varas y un centro del campo con Medel de pivote y Manu del Moral junto con Negredo, para sacar a Kanouté en el segundo tiempo si el partido estaba atascado.

Pues ni uno ni otro ni el de la moto. Palop, Fazio y Kanouté de inicio. No está bien achacar la derrota a una alineación, pero resulta evidente que cuando han entrado Medel y Manu el Sevilla ha sido otro. No mucho más diferente, pero otro.

El primer gol, para mi, es fallo de dos sevillistas. Al recibir el balón el jugador que le da el pase al delantero Schalaudraff, Escudé se queda pasmado. En lugar de ir a por el jugador que tiene el balón, se queda quieto y para después perseguir a Schalaudraff, habilitándolo para que reciba el pase. Si hubiera ido hacia el balón, la jugada habría quedado invalidada. Un error, involuntario seguro, pero un error. Y muy grave.

Después, este delantero que no e marca ni al arco iris chuta a Palop un tiro ni fuerte ni flojo por su palo. Un tiro bastante facilito de parar para un potero de su nivel. No obstante, Palop no está pegado al palo y se le cuela. Error, involuntario sin duda, pero un error. Y muy grave.

Uno a cero. Jarro de agua fría.

Sin hacer mucho ninguno de los dos equipos, asistimos a los errores de Fazio (no sé si os habéis dado cuenta, pero Marce se los aplaudía ¿?) y a la genialidad de Coke, que tras un rebote, mete un pase de gol de muchos kilates, Negredo saca generosidad de donde no la tiene y deja que Kanouté marque a placer. Perfecto. Como todos sabemos, nada más que el Sevilla corre un poquito, gol al canto.

Uno a uno. Y todos pensábamos que pintaba mejor la cosa.

Pero las carencias defensivas que todavía asolan al equipo salen y tras una jugada de perogrullo con paredes de regional, el Hannover nos meten el segundo. En el descuento de la primera parte.


En el segundo tiempo Marcelino hace el cambio que hacemos todos en el Fifa, cambia al pobre Armenteros que de nada tiene culpa y mete a Perotti. Vaya partidito de Perotti. Supongo que el argentino no está a su nivel, pero creo que si mi abuela le hubiera marcado esta noche tampoco hubiera hecho mucho más de lo que ha hecho con Cherundolo.

El equipo dominaba, el Hannover no se acercaba ni a 30 metros y tuvimos el empate en un chut de Negredo que vuelve a dar en el palo. Primer palo de la temporada oficial para nuestro "9" de los infinitos que le quedan, algún tuerto debió de mirar a Negredo en algún momento de su vida, porque la mala suerte que tiene con los travesaños es de libro. Trochowsky estuvo para mi hoy desaparecido, como esperando a que hubiera una falta de las suyas para clavarla. Pero no la hubo y no hizo apenas nada desdeñable.

Tarde, Marcelino se da cuenta de la ineptitud de Fazio en el partido de hoy, que en el minuto 55 ya estaba cansado y mete a Medel, para mi titular indiscutible. No quiero cebarme ni anda con Fazio, el chaval hace lo que puede, pero creo que Salva lo haría mucho mejor que el argentino. Después hace un cambio que nadie esperaba, quitando a Negredo para meter a Manu. Creo que quitando a Kanouté, que ya no podía como se pudo ver en un balón largo de Navas en el que el defensa del Hannover le sacó unos diez metros, las diagonales con centro de Manu habrían sido sublimes para Negredo.

No obstante, aunque el Sevilla dominó hasta el final, todo se tradujo en pelotazo y pelotazo con alguna contra y no se movió más el marcador.


En definitiva, un Hannover rápido, superior físicamente y muy listo ha ganado a un Sevilla espeso, previsible y débil atrás.

Pero ojo, dos a uno. Ahora nos espera nuestra casa. 40.000 corazones que deben insuflar adrenalina en la sangre y electricidad en las piernas de nuestros futbolistas para que arrollen a este gallito alemán que nos lo va a poner muy muy difícil. Aunque hoy haya sido un mal partido, yo confío en que pasaremos la eliminatoria. Más que nada por bien que lucen las equipaciones amarillas vistas de cerca ;-)

Ahora más que nunca, SFC!

No hay comentarios:

Publicar un comentario