31 oct. 2011

A dar el do de pecho

Es lo único posible esta noche siempre y cuando nos importe no volver a perder el tren de los puestos Champions tal y como nos pasó la temporada pasada, en los momentos perfectos para zanjar el tema y auparnos con firmeza en los puestos de arriba, siempre la pifiamos y quizá por ello al final de temporada estábamos quintos y no cuartos o terceros.

Este año hay que apostar fuerte por estos momentos y no empezar a deshojar la margarita desde primera hora. La pasada jornada tuvimos una oportunidad de oro para sacar puntos a nuestros principales competidores, amén de mantener las distancias con el Valencia. En la jornada que nos toca hoy hemos visto cómo el Valencia nos puede sacar ya un partido de ventaja en caso de pinchar, cómo Málaga y Espanyol nos tienen puesto el aliento en la nuca y Athletic y Atlético empiezan a despertar colocándose a tres mínimos puntos, a igual distancia que un Villareal que por fin sale de su mala racha.

Por ello, hoy no podemos permitirnos otra pájara, otro ratito de desconcentración, no nos podemos permitir ni un mísero fallo ante el tercer colista consecutivo que llega a Nervión, uno más que viene muerto de hambre y que va a acuchillar en cuanto tenga una, porque esa es otra: si el Granada no le hace un gol a nadie, a nosotros nos lo va a hacer.

No nos podemos dar ni una mínima licencia con el Granada, repito, si queremos usar estas oportunidades que nos brinda la competición de subirnos al vagón de la primera clase y no queremos volver a la mediocridad del año pasado, en el que no nos pudimos subir al vagón del caché en ninguna de las numerosas estaciones que tuvimos para ello.


Para picar boleto esta misma noche, recuperamos a Fernando Navarro y a Kanouté. No se forzará a Negredo, y espero que no se le de la oportunidad de volver hasta que no esté recuperado al 100% porque necesitamos al vallecano como el comer y no nos podemos permitir que siga ausente ni una sola jornada de más. Si no está a tope para el Mallorca, que aproveche el parón, pero por favor, no fuercen a Álvaro porque es im-pres-cin-di-ble.

No me extrañaría en absoluto que Marcelino volviera a sus dos delanteros, ahora que sí tiene dos delanteros (o uno y medio), pero para mi lo más acertado sería mantener el esquema de cinco centrocampistas, ahora que tenemos un jugón como es Kanouté, dejando a Campaña, por supuesto, en el once titular y a Trowchosky escorado en banda izquierda. Esto nos daría un equipo rápido y eléctrico (siempre y cuando Navas de un buen nivel) para dejar tuerto a un Granada que suele dejarse marcar en los primeros 10-15 minutos. Ahí estará el quid de la cuestíón, en marcar rápido, porque si no podemos tener otro partidito estilo Sporting o Real Sociedad y esto no nos conviene en absoluto.


Nos arbitrará el valenciano Mateu Lahoz, árbitro que, para mi, tiene un problema bueno y es que se le han subido demasiado a la cabeza las flores que le han echado en los últimos años con aquello de que es un arbitro que deja jugar, muy inglés y que por ello se le considere el mejor. Realmente, se agradece su estilo, pero no vale de excusa en los errores y Mateu Lahoz no es, ni por asomo, el mejor árbitro de Primera. El último partido que nos pitó fue el humillante 2 a 6 en casa con el Real Madrid, mal recuerdo para los nuestros pero que debe servir a modo de referencia para saber que no hay que dejar ni un solo agujero en la defensa para que no tengamos que lamentar nada después.

Árbitro poco tarjetero, como era de esperar, pero muy estricto a la hora de sacar una... o dos. Esperemos que no se le vaya demasiado la mano (o la pierna) a ninguno de los nuestros y podamos tener la fiesta en paz.


Esta noche hay que ganar si o si, después del fiasco del martes y viendo cómo nuestros competidores no pinchan en absoluto y algunos ya, como el Valencia, han metido la velocidad de crucero para escaparse cuento antes.

Pongámoslo difícil a todos este año. Y consigamos, también, el mejor arranque liguero de nuestra historia, 20 puntos en 10 jornadas. Está ahí, Sevilla, lo tienes a mano. Cógelo.

28 oct. 2011

Tras las filas enemigas: Granada CF

Acercándose el partido liguero del lunes, creo que ya va siendo conveniente publicar el sexto post de la sección "Tras las filas enemigas", que esta vez tendrá como protagonista al Granada CF.

Por lo que he podido aprender de los aficionados del Granada en esta cordial colaboración, son una afición humilde, que sabe lo que tiene, conoce bien las posibilidades y dificultades del equipo que animan pero que, sobre todo, lo adoran sobre todas las cosas. No les importa llevar más de 35 años sin ver la luz de la Primera División, no les importa en absoluto que su equipo hoy en día vaya último, saben de sobra que la permanencia va a estar muy difícil, pero eso no ceja su determinación y van a darlo todo por el escudo rojiblanco ahora que han salido, después de tantos años, de la sombra.

Mis más sinceros agradecimientos a los blogs Ganada CF 1931 de Cipri Calvente y 14Abril1931, de José Luis Ramos. Cada uno ha aportado de lo que más sabe y puede opinar, aunque los dos hayan intentado abarcar todos los campos posibles; Cipri de actualidad y José Luis de historia del Granada CF. Espero que os guste su trabajo, aquí os lo dejo.

En busca de la cara "A":

(Cipri) El derbi andaluz que se jugará el lunes en el estadio Sánchez Pizjuan entre el Sevilla CF y el Granada CF, es visto con cierto recelo por la parroquia rojiblanca. Y es que después de llevar 6 partidos consecutivos sin ganar y 4 de ellos sin tan siquiera marcar, se prevé una empresa complicada, y más aún ante la entidad y el renombre del rival. A pesar de los resultados, la duda está en si el equipo será capaz de crecerse y dar la cara como suele hacerlo en los partidos que ha jugado ante los "gallitos" de primera división (Valencia, Atlético de Madrid o Barcelona), o si por el contrario mostrará ese estado de apatía que suele verse desde la pasada temporada cuando el Granada CF ejerce como visitante (Málaga, Real Sociedad o Sporting de Gijón). Lo único que sí es claro es que el Granada a estas alturas tan solo tiene 5 puntos y necesita comenzar a sumar ya si no quiere complicarse la vida y quedarse descolgado en la clasificación desde el comienzo de la temporada.

Estos son los típicos partidos con los que a priori no se cuenta con puntuar, ya que por la trayectoria del rival se puede entender que gane el partido con cierta facilidad. A pesar de ello, como todas las jornadas el equipo saldrá al campo a hacer lo que sabe hacer desde que llego Fabri al banquillo, esperar atrás defendiendo de una forma ordenada e intentar salir a la contra aprovechando la velocidad de los hombres de arriba. Sin embargo, por este lado ya parte con las secuelas que dejó el último partido, ya que uno de los referentes a la contra como es Dani Benítez fue expulsado en el choque ante el FC Barcelona por lo que se perderá el partido de Sevilla, y para colmo uno de sus posibles sustitutos como es Jaime Romero también fue expulsado en ese mismo encuentro. Otro de los contratiempos del equipo Nazarí será las bajas de dos de sus teóricos hombres titulares en la medular, como son Yebda y Carlos Martins ambos lesionados y en proceso de recuperación.

De esta manera se espera un bonito choque, que rememorará los enfrentamientos de hace 35 años cuando ambos conjuntos paseaban el nombre de sus ciudades por primera división. El Sevilla y el Granada históricamente siempre han sido equipos aguerridos y luchadores, cada uno defendiendo con honor los colores de su equipo y con una rivalidad entendida solo en la parcela deportiva. Es por ello por lo que los partidos entre ambos son siempre una fiesta para la afición, y más aún cuando se juega en el Sánchez Pizjuan, que cuenta con una de las aficiones más numerosas, animosas y fieles del fútbol español, que siempre están alentando a los suyos para llevarlos hasta la victoria.

(José Luis) Sólo puedo decir del Sevilla actual que qué envidia me da. No existe comparación posible entre vuestro gran equipo, campeón de competiciones internacionales y año tras año disputando campeonatos europeos, y este humilde Granada, que hace sólo seis años jugaba en cuarta y que está en Primera ahora pero parece que lamentablemente no por mucho tiempo. Sin lugar a dudas teneis el tercer mejor equipo de España, es decir, sois un grande dentro de la mejor liga y además -y esto no es de ahora, es de siempre- contais con una de las mejores canteras de España. Insisto, qué envidia. Tal como está el fútbol prácticamente es imposible hacerles sombra a Barcelona y Madrid, pero por ese camino quizás dentro de no mucho tiempo pueda el Sevilla ganar su segunda liga.

Antecedentes históricos:

(Cipri) El partido más reciente que enfrentó a ambos equipos fue en el memorial Antonio Puerta del verano de 2010, en el estadio Sánchez Pizjuan y que tras el empate 1-1 (0-1, min. 09: Carlos Calvo. 1-1, min. 58: José Carlos) en el tiempo reglamentario, el conjunto granadino acabó llevándose en la tanda de penaltis por 2-4 (Renato: marca (1-0). Siqueira: marca (1-1). Campaña: fuera (1-1). Óscar Pérez: marca (1-2). José Carlos: para el portero (1-2). Abel Gómez: marca (1-3). Rodri: marca (2-3). Manuel Lucena: marca (2-4)).

Debido a la travesía que ha tenido que atravesar el equipo nazarí por 2ª B y tercera durante tantos años, últimamente ha habido más encuentros entre el Granada y el Sevilla atlético, que con el primer equipo. Para recordar el último encuentro entre Sevilla y Granada en primera división, hay que remontarse 35 años atrás a 1976 cuando se enfrentaron en tierras sevillanas en dos ocasiones, una en liga donde los locales se impusieron por 1-0, y el choque se repetiría en la copa del generalísimo con un resultado de 1-1 con el que al ganar en Granada por 2-1 conseguiría el conjunto rojiblanco pasar a la siguiente ronda.

(José Luis) Los Sevilla-Granada (y los Granada-Sevilla), según se desprende de las hemerotecas, fueron con frecuencia partidos broncos y con incidencias, que solían terminar con algún expulsado y con decisiones arbitrales polémicas. Esto se puede constatar en las primeras crónicas, que datan de los años cuarenta, cuando los famosísimos "stukas", y continúa en los cincuenta, sesenta y setenta, extendiéndose incluso a algunos enfrentamientos coperos de años posteriores. Seguramente la rivalidad regional mal entendida tendría mucho que ver en lo expuesto.

No os ensañeis demasiado con mi Graná el próximo lunes.

Realmente, es todo un lujo poder contar con la ayuda de estos dos amables blogueros que han prestado su tiempo y su dedicación a hacer que esta sección reluzca. Oír que desde la ciudad nazarí se deshacen en elogios con nuestro equipo y que reconozcan que somos el equipo andaluz que, a día de hoy, pueda hacer sombra a los dos mastodontes del fútbol español es para sacar pecho de orgullo.

Desde aquí, vuelvo a agradecerles su colaboración a Cipri y a José Luis (una auténtica Palangana Mecánica desde Granada) y que no duden que para la segunda vuelta los echaré en falta para una nueva colaboración.

Espero que os haya gustado el post. Salud y Sevilla Fútbol Club!!!

27 oct. 2011

Patrocinios, horarios y cosas de la Liga

Quedando aún cuatro días para el próximo partido, que se jugará a la horrorosa hora del lunes, y con la actual jornada aún por terminar, la actualidad sevillista no para de ebullir.

Salvo el duelo de hoy entre los At(h)leticos, nuestros rivales directos ya han jugado todos. Nos adelanta el Valencia, que se pone 4º con 18 puntos a merced de un agónico gol en la Romareda en los últimos minutos; el paupérrimo Málaga del jeque se queda 6º (y puede bajar aún más según como quede el partido hoy entre Espanyol y Betis) y un puntito más lejos tras caer de nuevo en Vallecas ante un sorprendente Rayo que se acerca a puestos europeos; el Levante sigue intratable, tras un auténtico partidazo frente a la Real que pudo ganar cualquiera de los dos, manteniéndose líder con 23 puntazos, y el Villareal cae a puestos de descenso después de morder el polvo en casa de uno de los dos mayores ladrones de la historia de la Liga. Por su parte, el Granada CF, como ya dije el otro día, se coloca colista y será el tercer colista que recibamos en tres partidos en casa. Suerte o desgracia, según por donde se mire y cómo reaccione nuestro equipo, al que se le habían puesto las cosas de lujo para despegarse aún más del séptimo puesto y ha resbalado en suelo de goma.


Centrándonos en nosotros, dos son las grandes noticias que nos rodean en los últimos días. La primera, que ya sí que sí, por fin, tras presentar el respaldo temporal a la campaña de Unicef hasta el 3 de Diciembre, nuestro equipo consigue nuevo patrocinador principal, según cuenta la web oficial del club. Será la casa de apuestas española Interapuestas.com, que también patrocina al Espanyol. Aún se desconoces cifras, duración y letras pequeñas del acuerdo, pero supone un verdadero soplo de aire fresco a la resentida economía sevillista tras pifiar su entrada a los ingresos europeos. Esperemos que el dinero de este patrocinio, del que supongo que se conocerán más detalles conforme llegue la fecha de presentación, suponga la seguridad de que vamos a traer un delantero en Navidad y dejarnos de experimentos extraños que a veces salen bien, pero otras, como el martes, salen rana.


La segunda gran noticia de los últimos días es que Fernando Navarro ha ampliado contrato hasta 2016. Si bien no corría, aparentemente, peligro de marcha y se encuentra viviendo un momento impresionante en Sevilla, tanto deportiva como personalmente, me parece fenomenal que atemos bien a uno de los principales baluartes de la plantilla actualmente, por su estado de forma y por la sensación de seguridad y trabajo que está dando Fernando Navarro al equipo desde mediados de la pasada temporada, cuando entró en una dinámica positiva increíble y que aún le dura. Esperemos que esta renovación no le haga bajar la guardia lo más mínimo y siga haciendo que su banda sea infranqueable incluso para los mejores jugadores del mundo.


Por último, ya conocemos los horarios para las siguientes dos jornadas de liga, el 5 y 20 de Noviembre. Tras "castigarnos" con dos partidos seguidos a las diez de la noche, parece que el señor Roures va a dejarnos estar tranquilos y poder llevar a los zagalines al fútbol, pues tenemos dos partidos a las seis de la tarde. En Mallorca el próximo sábado 5 de Noviembre y ante el Athletic, el rival más fuerte de los que tendremos en las próximas seis jornadas, en casa el día de las elecciones (y también el del cumpleaños de mi madre el cual, esperemos, pueda celebrar con una victoria).

Duros partidos nos esperan frente a Caparrós y Marcelo Bielsa, pero antes de pensar en ello, debemos destrozar al Granada, no por nada personal, sino porque el próximo lunes tenemos una cita de esas de "o ellos o nosotros". Tenemos a tiro los 20 puntos, superar el arranque liguero de Encinas de hace 66 años y consolidarnos bien arriba.

Si alguien quiere encontrar alguna otra razón para salir a morir en el campo el partido frente al Granada, que la diga, pero para mi las razones son ya más que suficientes. A por ellos.

PD: Mañana o pasado publicaré una magnífica colaboración que me han hecho entre dos blogueros granadinos para la sección Tras las filas enemigas que es una pura delicia, emotiva e histórica a partes iguales. Espero que os guste a todos.

25 oct. 2011

No siempre se va a poder ganar (2-2)

Pero ya sabemos todos que cuando no se gana es importante, al menos, no perder.

Hoy hemos visto claramente los efectos de empatarle al todopoderoso FC Barcelona en su propia guarida, y son que venga el colista, ese que no le marcaba a nadie, que no jugaba a nada y que todos estaban empezando a dar ya por descendido, y que casi te pinte la cara en dos contras letales propiciadas por una parte por la monumental pájara y bajón físico del equipo y por otra por las necesidades imperiosas de puntuar por las que pasa el equipo cántabro y que hacen que se tengan que aferrar a un clavo ardiendo en cada partido.


Salió Marcelino con un once que me agradó y desagradó a partes iguales. Me gustó que se confiara en Campaña por primera vez desde el inicio en casa, para que fuera su propia gente los que juzgaran y se deleitaran con sus maneras y ha cuajado un muy buen partido, dando una asistencia de gol con un sensacional golpeo de falta y ha organizado de lujo en la primera parte, alternando mucho su posición con Manu, Armenteros y Trochowsky, lo mínimo que se podría pedir a un equipo sin delanteros en el campo.

Por otra parte, no me gustó que no jugara Luna y aunque Cáceres no lo hizo del todo mal, los dos goles han llegado por su banda, principalmente porque estaba muchísimo más enfocado a subir y desbordar que a defender a los tíos del Rácing. Aunque, mirándolo objetívamente, es obvio que esto era necesario, ya que el Racing hizo lo que se esperaba, atrincherarse atrás como pudiera y salir a la contra, plan que les ha salido a la perfección y ha chafado en el último minuto Manu del Moral.


Muy atrás queda ya su ansiedad, su falta de confianza y de puntería. Tres goles, dos hoy, lleva el jiennense, poniéndose los galones de una posición que no es del todo la suya y sacándola adelante con nota. Me ha gustado muchísimo su movilidad y su capacidad para alternarse en el campo, hasta en cuatro posiciones diferentes lo he visto generar peligro hoy, lo que, vuelvo a repetir, es lo mínimo que se puede hacer cuando no tienes delanteros centros natos en el campo, alternar y aprovechar la sorpresa y el desconciertos de la defensa en las marcas.

Eso sí, puede que individualmente se hayan visto detalles de casi todo lo que teníamos en el campo: peligrosos chutes de Trochowsky, buenos cambios de juego de Navas y Medel, desbordes de los laterales, intentos combinativos de Armenteros y Manu, taconcitos de Negredo... No obstante el juego colectivo del equipo ha ido de poco a menos, más bien parecía en algunos momentos del partido que, como en la foto de abajo, los jugadores se molestaban los unos a los otros. Un auténtico desierto de juego hiriente durante gran parte del segundo tiempo que, además de aburrirnos como las ostras y propiciar las dos contras letales del Racing, ha hecho que nuestra sensación de peligro fuera baja o nula. Hay muchas posibles explicaciones, como son el cansancio, la falta de efectivos, la necesidad de alternar constantemente o el exceso de confianza. Lo cierto es que, como llevamos varios blogueros diciendo desde hace semanas, el equipo recordó al de los días más soporíferos de Manolo Jiménez.


¿Por qué ahora sí nos vale esa máxima de "hacer lo posible por no perder" y la acatamos sin rechistar? ¿Por qué no hoy, después de estar a punto de perder con el colista, el equipo no se ha llevado una pitada? Yo estoy feliz como el que más, algo irritado por lo absurdo de nuestro partido de hoy, pero satisfecho con no haber perdido y no quiero incitar a nadie a que se mosquee con el equipo o le exija más de lo que puede dar. Sólo quiero recordar la injusticia con la que tratamos a un entrenador y a un equipo que nos llevó a la segunda mejor temporada de nuestra historia de la misma manera que ahora, haciendo lo posible por no perder.

Álvarez Izquierdo ha influido tan poco en el partido que no voy ni a entrar en detalles, sólo darle la enhorabuena por su discreta y correcta actuación, sueño de todo árbitro.

Aún tenemos a tiro mejorar el mejor arranque liguero de nuestra historia, que ya hemos igualado manteniéndonos invictos durante nueve jornadas. En aquella ocasión, ganamos 5 partidos (entre ellos al Real Madrid, al Atlético o al Sporting) y empatamos 4, lo que hoy en día serían 19 puntos, marcando 22 goles a favor y encajando 15 en contra, antes de perder 1-0 contra el Valencia.

Hoy por hoy, de momento, llevamos 4 victorias y 5 empates, con 10 goles a favor y 6 en contra, lo que hacen 17 puntos. Si ganamos la siguiente jornada, y no conseguir esto ahora mismo es inexcusable, conseguiríamos la histórica marca de diez partidos sin perder y haciendo una perfecta media inglesa, 20 puntos de 30 posibles.

El encargado de decidir si esto se consigue o no será, de nuevo (a expensas de lo que haga el Sporting mañana en Mallorca) el colista de la categoría, el Granada CF, equipo al que el Rácing ha adelantado hoy con este empate.

Esperemos que, esta vez sí, se imponga la lógica.

Esta noche, otro colista para seguir la racha

Casi sin poder saborear y digerir el victorioso empate del sábado, se nos presenta esta noche en el Pizjuán, por segunda vez en menos de dos semanas, el colista de la categoría. Casualidad o no, esto es la realidad que se nos presenta hoy, un nuevo partido trampa ante un equipo que aún no le ha ganado a nadie y, después de perder a muchos de los jugadores con los que asombró en Valencia la primera jornada, como Lautaro Acosta por increíble que parezca; no parece que vaya a hacerlo por el momento.

Pero ojo, el Rácing es uno de esos equipos que en los últimos años, como Mallorca, Getafe o Málaga, nos suele ganar y bien en casa. Bien sea por mérito suyo (como aquel partido que descubrió a Canales al mundo) o por demérito nuestro, los cántabros nos han ganado dos veces y empatado otras dos en los últimos cinco años en nuestro campo y ha sido en el suyo donde más solventes hemos sido, por ejemplo, en aquel contundente 1-5 de Mayo del año pasado. Hay que tener en cuenta, una vez más, que nuestro rival es el equipo menos goleador de Primera y nosotros somos el menos goleado tras el Levante, y si nos hace un gol el Racing habiendo aguantado como cosacos e incluso parando un penalty en el Nou Camp, habría que mirarselo y bien.

De los racinguistas espero un partido exactamente igual pero a la inversa del que nosotros planteamos en Barcelona, dos lineas de cuatro muy juntitas, intentar reventar nuestro juego y salir escopeteados p'arriba cuando consigan el balón. No tendremos problemas para marcar un gol al Racing y tener un partido plácido si conseguimos que la sangría de balones perdidos en medio campo se corte o, al menos, no sea tan drenante como de costumbre; y podamos mantener una continuidad de pases y circulación. Tengamos en cuenta que la capacidad defensiva del Racing no es la nuestra, pero que nosotros tampoco somos el Barça y alguna contra muy peligrosa van a tener. Sumemos las carencias del Racing a nuestra calidad arriba y tendremos la ecuación lógica que nos hará llevarnos los tres puntos.

Sin Kanouté, sin Fernando Navarro salvo sorpresa de última hora, sin Perotti y sin Negredo, pero con un recuperado Spahic, se prevee un once parecido al del otro día en el Nou Camp, sentando de inicio a los que salieron titulares y se fumaron casi todo el partido. Espero, principalmente, rotaciones en defensa. Sin Navarro, no hay excusa para que Marcelino pase de nuevo de Luna, que aunque no le guste es que no tiene a otro, y lo mejor de todo es que seguro que el canterano hace un partidazo si sale de inicio. Spahic compartirá el eje de la zaga con Alexis y el lateral derecho lo ocupará Coke. No veo que se necesite más para detener a un Racing seco y plagado de bajas en ataque.

En media cancha, no veo ninguna razón para no sacar a relucir la cantera. Campaña se lució el otro día en el Nou Camp, con un trabajo completo, organizado y solvente y sumado al extremadamente deficiente momento de forma de Rakitic, veo más de titular a Luis Alberto, quizá en mediapunta, quizá en banda izquierda, para surtir de balones a un Manu del Moral que saldrá como único delantero a la espera de que el partido no esté ni feo ni hosco y podamos dar minutos tranquilamente a Negredo tras su lesión.

Nos arbitrará el catalán Alfonso Álvarez Izquierdo, árbitro oficioso y completo que ha estado bastante machacado en los últimos años por todo lo contrario a lo que suelen hacer la mayoría de los colegiados de élite: por perjudicar al Real Madrid. Álvarez Izquierdo fue el destinatario de las ya lejanos y míticas declaraciones de Schuster de "¿De donde es el árbitro? ¿Catalán? Con eso está dicho todo" casualmente tras palmar una vez más, de tantas, en el Pizjuán, 2 a 0 con Jiménez en el banquillo. Otras veces, también frente al Real Madrid y por hacer un arbitraje que a cualquier aficionado al fútbol vería aparentemente normal, se pasó hasta dos meses en la nevera por acusaciones madridistas y la complicidad del CTAAF.

Nuestras estadísticas con este barcelonés de 39 años son bastante buenas: cinco victorias, un empate y tres derrotas, casualmente una de ellas frente al Racing de Santander en el Pizjuán, 0-2 en Enero del 2009. Por lo demás, es un arbitro normalito, que cuando no pita al Madrid pasa bastante desapercibido aunque tenga la media de tarjetas/partido más alta del año pasado, incluso por delante de Muñiz Fernandez, con 6,43 amarillas por partido, 135 en total, 28 cartulinas menos que Muñiz en 21 partidos, por 24 del belga.

Esperemos que el partido de hoy sea tan limpio o más que el del pasado sábado y eso se vea representado en la vara de medir del colegiado, porque no es de recibo que un equipo tenga más amonestaciones que faltas cometidas. Eso no pasa ni en regional, y os lo digo yo.

A ganar hoy y a seguir aumentando la renta, que ya está a un partido de Valencia y Málaga, a dos de Atlético de Madrid y a tres de Athletic y Villareal. De lujo. Y el fin de semana, otro colista, el Granada CF. Está tan a huevo que lo más difícil es creérselo.

24 oct. 2011

Nunca dejarán de sorprendernos

Unicef será el patrocinador principal del Sevilla FC.


O más bien al revés, el Sevilla FC será uno de los patrocinadores de Unicef, de momento hasta el 3 de Diciembre.

Impresionante iniciativa que presenta nuestro equipo para que todo el mundo, sevillista o no, contribuya solidariamente con la ONG para intentar paliar directamente la situación de crisis alimentaria y humana que se vive en el cuerno de África.

Un sólo sms de siete caracteres, RETO SFC al 28028, un euro con veinte céntimos bastarán para que cualquiera que desee colaborar alimente durante un día a un niño somalí o etíope.

Primer equipo del mundo que se compromete activamente en una iniciativa humanitariaconcreta con todos sus medios disponibles, si bien el Sevilla FC colabora desde hace ocho años con Unicef en numerosos eventos y acciones, como los partidos Champions for África. Sencíllamente brutal y hermoso el gesto, el "pelotazo" del que hablaba Vizcaíno no será para el disfrute del sevillismo, sino para que más de trece millones de personas que actualmente están condenadas a morir de hambre irreversiblemente tengan una oportunidad de sobrevivir.


Ha dicho nuestro presidente en la rueda de prensa de presentación del acuerdo que en este segundo siglo de vida del Sevilla FC el club va a devolver a la sociedad parte de lo que esta le ha dado durante nuestros más de cien años de vida. No puedo evitar emocionarme y sentirme aún más orgulloso de nuestro equipo que, pudiendo haberse agarrado como otro más a cualqueir clavo ardiendo por dos duros para tirar p'alante en esta crisis mundial, ha decidido no ganar ni un céntimo y ponerse a disposición de Unicef y de los millones de personas que necesitan nuestra ayuda, no sólo la de los sevillistas, sino la de todos los ciudadanos del primer mundo. Y es que ¿puede haber mejor pago para un patrocinio que salvar vidas humanas?

No hay excusa para no colaborar con esta iniciativa. Un euro con veinte céntimos, lo que nos cuesta un café, una cerveza, mucho menos de lo que cuesta un paquete de tabaco, una revista o cualquier trapito que se nos haya antojado comprarnos. Un euro con veinte céntimos, una cantidad nimia para cualquiera de nosotros que en el cuerno de África sirve para darle de comer a una persona y darle la oportunidad de sobrevivir un día más.

Con detalles como este se demuestra, una vez más, que el Sevilla FC es el mejor equipo del mundo y no sólo en lo futbolístico. Con detalles como este se demuestra porqué no se puede ser de otro equipo y porqué somos grandes.

Yo ya he enviado mi mensaje y no puedo evitar pensar en que voy a tener que enviar muchos para volver a ver en mi cabeza cómo un niño parará de llorar, una mujer podrá sentarse a descansar o un hombre podrá dejar de sufrir por él y por los suyos al menos durante un día.

Recordad todos que no hace falta ser sevillista para colaborar. Sólo hace falta ser un ser humano.

Una vez más, y ya van muchísimas, orgulloso de ser sevillista.

23 oct. 2011

Al parecer, ahora sí, habemus patrocinador

He descubierto mirando en algún que otro foro sevillista por internet un video que alguna cámara indiscreta ha grabado a Vizcaíno, subdirector general de Organización y Gestión del Sevilla FC, en una llamada supuestamente a nuestro Presidente en el que le confirma que ya tenemos patrocinador y que ha sido todo un "pelotazo".

No dice nada más, salvo que se presentará el lunes a la una y que, previsiblemenete, lo llevaremos en el pecho para el partido del martes frente al Racing.

Aquí os dejo el video del delito


No sé qué pensar, cualquiera sabe visto lo visto, pero habrá que esperar a mañana con expectación para descubrir cuál es este "pelotazo" con mayúsculas.

¿Qué pensáis que puede ser?

22 oct. 2011

Cuando el Barça no gana, forja héroes (0-0)

Al final, tanto que he hablado estos últimos días, me picó demasiado el sevillismo y he visto el partido. Qué poca fuerza de voluntad tengo, menos mal que no fumo mucho.

Y lo que hemos visto es sencillamente el título de mi post. Todo lo que no fuera una nueva goleada del Barça hubiera sido una sorpresa y la sorpresa ha sido mayúscula. Si ya lo lleva demostrando desde algo menos de un año, Javier Varas Herrera hoy se ha consagrado como baluarte indispensable y adalid del Sevilla FC.


Todo lo que hablemos hoy de nuestro equipo va a ser excelso, tanto si hablamos de Varas, de la defensa y del muy poco ataque que hemos tenido que, incluso escaso, bien nos ha podido dar la alegría del año a poco que Rakitic hubiera dado lo que absolutamente todos esperábamos de él. Ojito, porque Campaña, si Marcelino confía en él, y tras el partido de hoy debería, puede adelantarlo por la derecha a la voz de ya.

Quiero destacar tres aspectos de un partido que ha sido un absoluto monólogo del Barça pero del que, cómo es el fútbol, hemos salido airosos nosotros.

En primer lugar, a nuestro entrenador. Colocar a Fazio de titular hubiera podido ser digno de horca si el partido hubiera tomado otras lides, pero se nota que, por una vez desde hace varios años, el Sevilla ha preparado este partido sin victimismo, no con la voluntad de evitar una goleada si no con la firme intención de sacar algo positivo. Para ello se ha dispuesto de una defensa apretada y juntita, dos líneas Maginot de jugadores blancos que han logrado que el Barça dejara de lado el dar el último pase por raso, abriéndose en banda para Alves y Adriano, dejando a Xavi y Keita casi inutilizados y tuviera que optar por colgar balones. Y ahí es donde entra Fazio en el centro de la zaga, para despejar todo y más. Impecable y muy valiente planteamiento que hubiera podido ser nefasto pero que, gracias a un chaval de Pinomontano y la solvencia por arriba se ha salvado y nos sabe a una victoria de las de época.


En segundo lugar, la concentración, solidaridad, solvencia y continuos apoyos constantes entre jugadores, siempre en perpetuo movimiento, cambiandose de zona e intentando por todos modos presionar y guardar las espaldas a la vez. Como pensé ayer, Marcelino debía optar por jugadores jóvenes y rápidos, que cuando robaran alejaran el balón del área pero sin dar directamente el pelotazo. Aunque no siempre se ha conseguido, puedo afirmar que, sin darme excesivas licencias, durante el primer tiempo hemos plantado cara incluso con peligro y durante el segundo, aún aguantando un chaparrón impresionante de juego azulgrana, hemos aguantado el tipo con firmeza y sangre fría. Hemos sufrido infinítamente, pero en nuestro interior una voz nos decía que no se nos iba a escapar el punto.

Y en tercer lugar, ahora que digo aquello de la vocecita, esa que todos estábamos oyendo llegado el ocaso del partido, se tornó en un horrible grito roto acompañado de cefalea grave cuando Iturralde González se llevó el silbato a la boca para señalar un penalti, muy dudoso y difícil de ver, todo hay que decirlo; que hizo que se nos cayera el mundo encima.

Un penalti que desde su posición, a casi diez metros del borde del área y justo por detrás de donde se realizó la acción era imposible de ver y para el cual su asistente se quedó quieto como una estatua, dando a entender que no había infracción y el piscinazo de Iniesta había sido de libro. Yo soy árbitro y siempre intento ser benevolente con todos mis compañeros, tanto en los aciertos como en los errores, pero Iturralde hoy se ha pasado de castaño oscuro.

El vasco se empeña en que es penalty, con los jugadores del Sevilla comiéndoselo, con los jugadores del Barça esgrimiendo muecas de satisfacción rastrera en sus rostros y con dos acciones claves para la posterior tangana. Una, el enfado de Kanouté ante el flagrante robo al que nos estaban sometiendo; dos, el insulto, comentario o improperio que Cesc Fábregas vomita, tapándose la boca para que nadie lo pueda ver ni ninguna cámara lo pueda grabar; sobre el propio Kanouté, que le hace perder los nervios e irse para el catalán con la cara desencajada.


Supongo que, para los que no conozcan a Kanouté, les parecerá una actitud impresentable, pese al insulto. Pero aquí, que conocemos lo grande que es el Gigante de Mali, sabemos que algo muy gordo tuvo que soltar Fábregas por la boca para que Freddie reaccionara así. En Twitter se barajan dos posibilidades que ya son TT mundial, que le dijera "moro de mierda" o que le llamara "terrorista". No es por defender a nadie, pero Busquets ya llamó "mono" a Marcelo y Villa "insultó la religión" de Ozil, según palabras del propio jugador alemán, así que vistos los antecedentes, no me extrañaría un nuevo insulto racista de la boca de un jugador culé.

Pero el que se va a la calle y al que le caerán varios partidos es a Kanouté. Los únicos que de verdad saben lo que pasó son Kanouté y Cesc Fábregas y de verdad pienso que si son auténticos profesionales, deberían esclarecer el asunto ellos mismos.

En este video podéis ver, en el segundo 16, cómo Fábregas, mirando hacia Kanouté y con las manos en la boca, dice algo que hace reaccionar a nuestro futbolista instantáneamente.


No es de recibo que, en un partido en el que el Sevilla FC comete siete faltas, dos menos que el rival, acabemos con nueve tarjetas amarillas y dos rojas, por no hablar de los ¡ocho! minutos de descuento con los que ha acabado finalmente el partido. Hoy se le ha visto muchísimo el plumero a Iturralde, gran amigo de los equipos grandes, que ya nos quitó una Liga hace cuatro años y hoy casi nos vuelve a quitar la ilusión de sacar algo positivo del Camp Nou de un zarpazo. Afortunadamente, San Isidoro, San Fernando y San Leandro estaban viendo el partido y han vuelto a hacer de las suyas incluso con este auténtico dios del fútbol que es Messi.

Voy a dejar ya de lado a Iturralde, a Cesc Fábregas y al más que probable desgaste físico que tendremos para el martes y voy, vamos, a centrarnos en saborear este empate que sabe a gloria. Qué manera de sufrir, qué manera de luchar y sí, que manera de soñar con que este año podemos cumplir los objetivos. Somos invictos tras ocho jornadas disputadas en las que hemos jugado contra un hiperreforzado Málaga, dos equipos Champions como son Villareal y Valencia, nuestro nuevo eterno rival, el Atlético de Madrid; y con el mejor equipo del mundo, el FC Barcelona. Nueve puntos contra rivales directos.

Ahora, tenemos siete partidos contra seis gatos y un león. El primero, el Rácing.

Viva el Sevilla FC y viva Andalucía.

21 oct. 2011

Cambios que deberían crear escuela

Mañana nos enfrentamos al mejor equipo del mundo con tres titulares fuera de combate.

En el mejor de los casos, aún llevando a estos tres efectivos, tampoco se debería notar mucho, ya que el Barça te destroza seas el Osasuna, el Sevilla o el Manchester United.

Eso sí, me asombra la convocatoria, que sin ser del todo llamativa, rebosa cantera. Luis Alberto vuelve al primer equipo tras su castigo en forma de regañina por algo que sólo Marcelino conoce a ciencia cierta; al igual que Luna, el cual sabe de sobra que no jugará, pero que también hace bulto en la convocatoria.


¿Probables alineaciones? Nadie lo sabe. Marcelino ha dejado en el aire el tema de un posible cambio de esquema con un escueto "Sí, puede" a la pregunta de "¿Puede ser que cambie el esquema en el Nou Camp?". No sé porqué pero preveo un mediocampo altamente canterano para dar descanso a alguno de los centroeuropeos de la plantilla.

Medel es indiscutible, eso lo sabemos todos pero... en el caso de que Marcelino opte por el 4-5-1 como planteamiento, voto por Campaña en el eje, con Armenteros a la izquierda, Navas a la derecha y Luis Alberto de mediapunta. ¿Qué pierde el Sevilla con ello? Nada. ¿Qué gana el Sevilla con ello? Probablemente también nada, pero al menos se podrá ver la reacción de la cantera ante una grandisima cita y se le da descanso a uno que nos va a hacer falta el miercoles como es Manu.

Hay que jugar con cabeza un partido en el cual el 70% del tiempo lo vamos a pasar corriendo detrás de la pelota. Dice Marcelino que quiere un Sevilla atrevido en el Camp Nou. ¿Y qué equipo no dice eso cada vez que va a visitar ése campo? A mi se me ocurre otra cosa para intentar que el Barcelona no nos golee. Y me remontaré a los cuartos de final de Copa del año pasado.


Un Sevilla que era un coladero, recibe a un Villareal en estado de gracia que con sacar un gol más que nosotros en nuestro estadio, rebautizado para la ocasión como Estadio Hermanitas de la Caridad. Y nuestro entrenador por aquel entonces, Gregorio Manzano (al que ya le están echando pestes en Madrid) se salta a la piola todas las quinielas y previsibles onces iniciales y saca un equipo de los antiguos. Un 5-3-2 con dos carrileros y un central casi haciendo de líbero aportando al centro del campo para colocarnos en ciertos momentos del partido con dos defensas y ocho tíos aportando al ataque.

Y ganamos ese partido, dando un auténtico baño de fútbol al rival y dejándolo en la cuneta con un increíble 3-0 que nos supo a gloria aunque poco después nos la robaran a base de goles fantasma.


Mañana no es que nos sobren los centrales precisamente pero, ya que estamos, ¿porqué no meter ahí un barullo de cinco y seis futbolistas atrás para que, cuando robemos la pelota, subamos con cuatro o cinco tíos rápidos a matar a la contra? Kanouté no está para muchas carreras, pero ¿y si con los carrerones de Coke, de Armenteros, de Navas, de Luis Alberto o de Campaña cogemos una contra buena, de esas que tantas tenemos, y hacemos valer nuestra aparente solvencia defensiva?

Es todo elucubración, está claro, pero contando con el hecho de que nuestro esquema real va a ser el de todos colgados del larguero durante grandes tramos del partido... ¿qué perdemos cambiando la mentalidad del equipo y obligando al equipo a concienciarse más que nunca que tenemos que salir escopeteados para arriba? Porque con defensa de cinco, poca elaboración de juego va a haber. Pero es que tampoco la hay con cinco mediocampistas, con dos delanteros, en rombo o en vete tú a saber qué planteamiento.

Jugar al Barça de tú a tú es un suicidio. A Mourinho le pasó en el primer Barça-Madrid que disputó y le cayeron cinco chicharitos. Este FC Barcelona hace pequeño a cualquier equipo, sea cual sea su presupuesto, sus nombres, su posición o sus rachas. Por eso creo que debemos jugarle al Barça como un equipo pequeño, defendiendo como cosacos y aprovechando a muerte las dos o tres ocasiones que tendremos en todo el partido. Sólo jugando así han conseguido sacar algo del Camp Nou en los últimos años. Así y, por supuesto, rezando para que los magos de la selección española y Messi no tengan su día.


Por último, mencionar de pasada que nos arbitrará el vasco Iturralde Gonzalez, todo un veterano en la competición, que tiene sus más y sus menos pero que, visto lo visto en los últimos años, no influirá para nada en el partido. Esperemos que así sea.

Como ya he dicho en mis últimos posts, no veré el partido, me voy a guiar por lo que pase con lo que todos vosotros me contéis y de ahí, y quizás también viendome un buen resumen, sacaré conclusiones del partido. Pero que no nos amargue el resultado si es malo, porque nuestra Liga vuelve el martes, en casa frente al Rácing, y ahí sí que es cuando tenemos que salir a matar.

20 oct. 2011

Ante todo, sensatez

Muchas cosas están pasando en estos días previos al partido del sábado en el Nou Camp.

A mi, por ejemplo, me han dado las equipaciones que habré de vestir este año por los campos de Sevilla cuando vaya a arbitrar. Os pongo aquí una foto de una de ellas, porque tiene tela de guasa el colorcito.


Lo primero y lo último verde que me voy a poner que tenga alguna relación con el fútbol jajaja

Por su parte, con respecto al mensaje que quiere transmitir el Sevilla FC con su eslógan "Orgullosos de Andalucía" hay un abierto y candente debate. Unos debaten sobre qué estamos orgullosos. Otros debaten del transfondo político o contestatario de este mensaje. Mientras tanto, desde Cataluña ya se ha alzado alguna que otra voz, entre ellas la de Duran i Lleida, uno de los que, en mi opinión, debe darse más por aludido con el mensaje. Ha dicho el señor que en ningún momento ha criticado a Andalucía o a los andaluces, sino a las verdades de la cultura del subsidio y es que ciertas personas usan este dinero para poder seguir sin dar un palo al agua a costa de los contribuyentes. Puede ser cierto o no, pero está claro que no le tembló el pulso ni un segundo de acordarse de nuestra tierra en cuanto a hacer un comentario negativo.

Lo que sí que es cierto es que la campaña de márketing que ha montado el Sevilla FC estará generando apoyos y rechazos, pero sobre todo está generando debate. Y que una campaña salga en todos los medios, se comente en todas las tertulias y se mencione en casi todos los blogs y foros de opinión futbolera y no tan futbolera es un exitazo a nivel comunicativo para el Sevilla FC y más que para éste, para Andalucía como marca, que se está llevando una publicidad absolútamente gratuita de la mano del gabinete de comunicación del Sevilla FC, y eso que aún no se ha jugado el partido, donde millones y millones de personas de todo el mundo verán "Andalucía" escrita en el pecho de nuestros jugadores.

Más que una reivindicación sutil y caballerosa hacia unas declaraciones denigrantes, lo veo una guantá sin manos a todo lo que representan nuestros organismos de gobierno y gestión que, tal y como hace la prensa, ningunea nuestro escudo (incluso desde su cabeza más visible) con un tono que podríamos resumir en: "Nos resbala todo lo que nos echéis encima, nosotros a lo nuestro. Aquí tenéis lo que podríais ganar si fueseis un poco más condescendientes con nuestra grandeza". Favor que, por supuesto, no espero que la Junta de Andalucía ni su presidente correspondan de ninguna manera.


Futbolísticamente hablando, y aunque nuestro campeón del mundo se empeñe en desmentirlo, la cosa está muy negra. Afrontamos el partido sin Negredo, sin Perotti y sin Spahic, tres titulares indiscutibles que, por mucho que Marcelino diga lo contrario, no tienen recambios de garantía en su posición en el equipo. No me vale un 4-4-2 con Manu del Moral junto a Kanouté, porque ya hemos comprobado que este esquema quita muchos enteros a la capacidad del jiennense. No me vale Armenteros en banda mientras tengamos a Trochowsky en el centro del campo con Campaña comiéndose los mocos. Y, por supuesto, no me valen Alexis o Fazio, aunque llegado el caso puedan cuajar hasta un buen partido. Pero bueno, para qué hablar de esquemas o alineaciones ante un equipo que en veinte minutos te puede ir ganado tres a cero.

De todas maneras, espero que no se fuerce a Negredo y se le mantenga entre algodones para los siete partidos posteriores que de verdad sí tienen que ser a vida o muerte. También espero que no se le haga a Campaña la guarrada de darle la camiseta de titular en el Camp Nou cuando no se le ha dado contra equipos de la talla de Sporting u Osasuna, aún siendo evidente el banquillazo que se merecía Rakitic; porque dejar que sea Campaña el que lleve la manija del equipo en un día en el que nos pueden caer fácilmente cinco o seis goles sin despeinarse el rival me parece hasta negativo para el chaval.

Por último, tampoco espero que se vayan a llevar a cabo todas aquellas iniciativas anti-ladrón que se barajaban hace unas semanas, como la de sacar al filial, presentarse pero no competir o dejarse ganar descaradamente. No podemos hacer eso ahora que llevamos lo que vamos a llevar en el pecho.

Como ya dije ayer, no voy a ver el partido porque es una promesa que me hice a principio de temporada, pero sólo espero que, salga quien salga, hagan lo que hagan el sábado en el Camp Nou, quede bien claro que somos el Sevilla FC y todo lo que eso conlleva. No es imposible ganar, ya ganamos allí hace dos años y terminamos tocando la gloria de la Copa una vez más. Pero más nos vale no ilusionarnos demasiado y esperar que pase esto ya y empecemos a trabajar ya en ganar esos 21 puntos que nos jugaremos entre el sábado y la visita del otro megamastodonte del fútbol español al Pizjuán.


Por cierto, si ya son evidentes los efectos del duopolio en nuestra Liga, cada vez se hacen más evidentes incluso en competición internacional. Sí, lo del Villareal el otro día fue una mala suerte tremenda y lo del Valencia ayer fue simplemente una pájara mortal de los de Emery, pero sin duda, que Barça y Madrid se paseen y el resto de equipos, entre ellos el Sevilla FC, eliminado en Play Off; lo pasen canutas para sobreponerse a las rondas previas cuando no hace ni unos años eramos los equipos españoles los que provocábamos pavor sólo tiene una explicación más allá de la lógica de la suerte, y todos sabemos la que es. De aquí a una o dos temporadas, si esto no cambia, el coeficiente UEFA de la Liga Española será tan bajo que puede que hasta nos quiten un puesto de Champions. Y si no, tiempo al tiempo.

19 oct. 2011

Jamás pisotearán nuestro espíritu

Yo soy de los que piensa (y mira que soy un proyecto de publicista) que esas campañitas típicas en los pre-partidos para motivar, aunque nunca suelen ser muy caras, no valen para nada. Nadie cree que sin pintarle las caras a nuestros jugadores, la afición no hubiera respondido en las últimas semifinales de Copa. Es más, puede parecer que estos videos son hasta de mal augurio o... ¿acaso alguien recuerda un video para Eindhoven? ¿O para Glasgow?

No obstante, me posiciono unilateral, incondicional y absolutamente de acuerdo con la minicampaña que el departamento de marketing del Sevilla FC va a realizar para el partido del Nou Camp. "Orgullosos de Andalucía" lucirá la camiseta de nuestro equipo en sábado.


Yo, ciertamente, no habría colocado este eslógan, visto lo visto el cariño que nos tienen por ciudades como Cádiz, Málaga o Almería (provincia que históricamente siempre ha sido más Murciana que Andaluza); sin embargo, me parece el más democrático y en la línea con lo que el Sevilla FC lleva realizando en los últimos años, aquello de sevillanos en Andalucía, andaluces en España y españoles en el mundo.

Y estoy de acuerdo con el mensaje porque yo, personalmente, me siento orgulloso de ser andaluz. Me siento orgulloso de haber nacido en una de las tierras más hermosas, diversas, profundas y complejas tanto en lo natural, como en lo creado por el hombre; del mundo. Me siento orgulloso de mi historia, de ser descendiente de aquellos hombres y mujeres que, cuando en Europa y no digamos en el resto de la península ibérica aún apenas se dominaba el fuego, ya habían creado una de las civilizaciones más prósperas de su época. Me siento orgulloso de haber nacido en una ciudad que fue metropoli del Imperio en el que nunca se ponía el sol, cuando en Madrid había siete casas apiladas y todo el oro de las Américas pasaba por el Guadalquivir. Me siento orgulloso de mi cultura, de haber visto los mismos paisajes que inspiraron a Gustavo Adolfo Bécquer, a Velázquez o a García Lorca. Me siento orgulloso de la Giralda, de las marismas, de la Alhambra, de Sierra Nevada, de Triana, de la Costa de la Luz, de Tabernas, de Cazorla, de Hércules y de sus columnas.

Porque soy andaluz, y podrán ningunearnos, fundirnos a tópicos, despreciarnos e incluso odiarnos, pero nadie va a poder jamás pisotear nuestro espíritu.


No voy a ver el partido del sábado, me juré a principio de temporada que, para no convertirme en un cómplice del multimillonario hurto que Real Madrid y FC Barcelona han hecho, hacen y seguirán haciendo año a año a todos los equipos de España; no iba a ver ninguno de sus partidos. Y eso incluye, inevitablemente, los que el Sevilla FC juegue con ellos. Voy a mantenerme firme en mi posición y no voy a verlo pero tengo más que claro que, independientemente del resultado (esperemos que no pase del habitual 4-0) voy a estar muy orgulloso de mi equipo por llevar lo que va a llevar en el pecho y restregarselo en sus despreciables faces a los impresentables políticos catalanes que han ninguneado a todos y cada uno de los andaluces.

Y si algún cateto bético, onubense, malagueño, gaditano, cordobés, jiennense o almeriense desea que el Sevilla FC salga humillado del Camp Nou futbolísticamente hablando y además se alegre de dicha derrota, que sepa que el humillado también será, en todo su conjunto, el orgullo andaluz.

Viva el Sevilla FC y viva Andalucía.

17 oct. 2011

Mínimo esfuerzo, máximo premio (2-1)

Está claro que la ley del mínimo esfuerzo vale para muchas cosas, aunque tenga un muy dudoso mérito y sea nada plausible. Para el estudio, para cumplir con los objetivos en una empresa, para hacer las tareas domésticas y, también, para sumar doce de doce puntos en casa.

Huelga decir que estoy tremendamente satisfecho con esto, pero con muchos matices. Creo que todos los sevillistas somos unánimes en que, si bien el equipo está sumando, se espera mucho más de él. Si mientras se engrasa la máquina se van ganando partidos mejor que mejor y ya estamos cuartos, por encima de nuestros principales competidores (aunque esto sea humo ya que la semana que viene visitamos el Camp Nou) pero la pregunta es ¿cuando dará la máquina sensación de estar a pleno rendimiento?

Decía Marcelino en verano, cuando goleábamos al Espanyol y hacíamos un muy buen partido en Nápoles que el equipo tenía mucho margen de mejora. No lo vimos frente al Hannover, pero con el Málaga todos pensamos que el equipo cogería ritmo e iría en una linea ascendente e imparable. Pero más que eso, aunque ha seguido sumando y defendiendo muy bien, el juego del equipo es cada vez más pobre, más desorganizado y cada vez más evidente que se basa en los arreones de calidad, que no precisamente en la faceta que más carencias hay, para sacar los partidos adelante. Vayamos por partes.


Atrás hemos tenido, una vez más, un partido magistral, aunque hayamos pasado muchos apuros y en el gol del Sporting, Cáceres parecía que aún estaba pensando en si debería haber celebrado su gol de una u otra forma; volvimos a ver a un Spahic sensacional, una auténtica reencarnación del mariscal del área; y a un Fernando Navarro que sigue creciendo partido a partido. Escudé, para mi, el más flojito ayer y desgraciadamente esto se está repitiendo muchas veces esta temporada. Quizá sea a él al que se le estén notando más los años y su inabarcable experiencia se vea mermada por un cada vez más deplorable fondo físico. Aún así, aunque Varas no pudo optar al récord de imbatibilidad, la culpa del gol de Sporting y que pasáramos muchísimos apuros no fue de la defensa.


La culpa de todo problema atrás y la falta de continuidad arriba es, sin lugar a dudas, el centro del campo. Una vez más parecía que estábamos jugando a la patata caliente y en una nueva pérdida absurda de Trochowsky, una contra rápida del Sporting que, muerto de hambre como está, no podía desaprovechar ni una sola de sus oportunidades. Con la lesión de Perotti (al final para cuatro semanas) y la entrada de Rakitic pensé que podríamos ver al mejor Trochowsky, ese que jugaba en el Hamburgo por banda izquierda y hacía las delicias por las que le fichamos, pero, aunque no cuajó un mal partido, quizá le pasara demasiada factura esta reconversión forzada a mediocentro creativo que está teniendo en el Sevilla a expensas de que intercaló muchísimo su posición con Manu del Moral. En cuanto a Rakitic, para mi hizo uno de los partidos más malos con nuestra camiseta y parece que queda mucho para que coja el ritmo y la garra con la que llegó al Sevilla.

Creo que nuestro centro del campo no ha dejado de ser aún la bisagra que ha venido siendo estos tres años desde que se marchó Daniel Alves y esto, sumado a que Navas lo intenta pero está muy por debajo del nivel al que nos tiene acostumbrados y que Kanouté ya no tiene el fondo físico necesario para andar bajando y subiendo en carrera en todas y cada una de nuestras posesiones, hacen que el engranaje del equipo no funcione, los jugadores queden muy dispersos y se concentren en determiandas zonas del campo quedando espacios muy anchos por donde hacer peligro pero en los que, por desgracia, no hay un tío de blanco para asestar la puñalada.


Por su parte Manu del Moral acabó con inventada su ansiedad y su mala suerte con un golazo sublime que nos hizo llevarnos a todos las manos a la cabeza. Me alegro un montón por él y esperemos que sea el primero de los muchos que tiene que meter en el Sevilla. Lo que más se notó en la delantera fue que no pudiésemos hacer ese cambio que estaba pidiendo a gritos Kanouté por Negredo en la segunda parte. Con un Sporting que estaba llevando buena parte del peso del partido y corriendo mucho en sus ocasiones que casi todas fueron a la contra, la velocidad del vallecano hubiera hecho muchísimo daño. Se empiezan a notar las contras de la plantilla corta que quería Marcelino, y es tener que dejar a Kanouté los 90 minutos en el campo y tener que meter mediocentros y jugadores de banda que corran por él.


De lo que ayer pudo ser y no fue, me quedo con la participación cero de Campaña. Yo habría puesto la mano en el fuego por verlo en el once titular en un partido que sabíamos que, a poco que hiciéramos, nos lo íbamos a llevar. Quizá estaba en los planes de Marcelino meterlo en la segunda mitad si no se hubiera lesionado Perotti, aunque igual que le dio entrada a Rakitic, podría haberlo hecho el canterano y dejarle por fin un partido casi entero en casa para que demuestre porqué el Sevilla le ha hecho un contrato con la primera plantilla. No fue así y me quedo con las ganas, una semana más.

Quince puntos, cuartos en la tabla a dos del coliderato azulgrana. No está mal. Esto me hace recordar cierta situación, en la temporada 2008/2009, con Manolo Jiménez en el banquillo. Quince puntos con siete jornadas disputadas y el equipo jugando no mucho mejor de lo que lo hace ahora. Más bien diría que idénticos números e idéntico nivel de juego. ¿La diferencia? Hace tres años medio estadio estaba silbándole al equipo y, por supuesto, la prensa trinaba de lo lindo contra la figura de nuestro entrenador. Ahora, muy muy pocos silban y en la prensa hay pocas menciones al escaso juego combinativo del equipo. ¿Qué ocurre? ¿Qué hay de diferente? Yo no silbé entonces, pero ahora me acuerdo de aquello y me hierve aún más la sangre de la injusticia que se cometió. ¿Nos hemos vuelto ahora todos resultadistas? No lo sé, pero dejo en el aire la cuestión.

Como dije antes, este cuarto puesto es puro humo ya que la semana que viene visitamos el Camp Nou y lo más probable es que Valencia y Málaga se resarzan de sus pinchazos ganando en casa; pero es a partir de ese partido cuando debemos hacer valer todo lo que hemos conseguido hasta ahora y jugar con la ventaja de no tener partidos intersemanales. Siete partidos que tienen, por las buenas o por las malas, que reafirmarnos en la posición que ocupamos ahora.

Como lleguemos al partido frente al Real Madrid en casa nos dará un primer avance de si estamos cerca o lejos de lograr el objetivo de la tercera plaza, ésa que siempre se nos va por perder contra equipos "menores". Esperemos que este año no sea así.

14 oct. 2011

Dinámicas, Pérez Lasa y Manu del Moral

Si mirara el partido de mañana con la óptica del año pasado, sin duda apostaría en contra del Sevilla. Éramos las madres de la Liga, la ayudante perfecta de la doctora Quinn, cualquier equipo en crisis sólo necesitaba 90 minutos de cuidados intensivos en el Ramón Sánchez Pizjuán para que su situación cambiara radicalmente. El año pasado hicimos verdadero honor al eslógan "Diviértete con nosotros, somos de todos".

Ahora bien, este año parece que eso se ha cambiado. Marcelino a base de trabajo, algún que otro banquillazo, rotaciones y contundencia ha convertido a este "nuevo" Sevilla en una piedra, lo que casi siempre hemos estado acostumbrados a ser. Cuatro partidos sin encajar un gol, nuestro portero titular a un partido y pico de superar el récord de imbatibilidad de Palop, defensa en conjunto, picaresca necesaria y, sobre todo, sensación de seguridad.


Nos visita el colista, el menos goleador de la categoría y uno de los equipos a los que más le cuesta arrancar. Curiosamente está firmando el peor arranque desde su vuelta a Primera en 2008, con 1 punto de 18 disputados. Tras este, con 3 puntos en seis partidos el año de su último ascenso y el famoso tourmalet. Los otros dos años los ha pasado sin pena ni gloria con 5 y 8 puntos de 18. Eso sí, a final de temporada no ha tenido, salvo en la temporada del regreso, problemas para mantener la categoría.

Frente al gripado motor sportinguista, estamos nosotros, un equipo que en los últimos años es asiduo a perder, y a veces en casa, con el colista o con equipos en descenso. Sin ir más lejos, con el Almería el año pasado, un bochornoso 1-3. No quedando ahí la cosa, solemos dar aire a los equipos en descenso, como al Valladolid hace dos años, 19º en la jornada 32, nos ganó 2-1; el Betis nos ganó el derbi en casa en la 2008/2009 por 1-2 y terminó descendiendo o en la 2006/07, que nos ganó el Nástic, que no le ganaba a nadie, por 1-0 estando líderes después de derrotar al Barça en el Sánchez Pizjuán.


Todo esto no son más que datos, por supuesto, pero datos importantes porque ya sabemos que los seres humanos somos los únicos animales que tropezamos dos, tres y mil veces con la misma piedra. Esperemos que esta vez no pase.

El encargado de dirigir el partido que puede consagrar nuestra inmaculada media inglesa será Miguel Ángel Pérez Lasa. Antaño enemigo acérrimo del sevillismo, aunque aún hoy muchos tiemblan cuando a Pérez Lasa le toca enfundarse el silbato en nuestro estadio, deberíamos estar más bien tranquilos que inquietos por esto. Desde aquel horroroso partido de febrero de 2006 frente a Osasuna, que perdimos por 0-1, Míkel no ha vuelto a arbitrarnos contra el equipo de la ciudad en la que ha vivido varios años, y su bagaje con nosotros es de ocho victorias (su actuación en una de ellas la podéis ver en este post que publiqué hace unos meses), dos empates y sólo una derrota (la antes mencionada contra el Valladolid en la 2008/09.

Más allá de lo que ocurra en los partidos, podríamos decir que Míkel ha "pagado" su deuda con el sevillismo por sus malas o parciales actuaciones sobradamente. Yo, la verdad, no le guardo ningún rencor y me parece un árbitro coherente y bien preparado (aunque sé que más de uno me vais a comer por esto que digo jajaja) y muchísimo mejor que otros compañeros de oficio como Muñiz Fernández, el mayor de los Teixeira o Velasco Carballo.


Pero más importante que conocer qué Pérez Lasa nos encontraremos, me gustaría saber qué Sevilla nos encontraremos. Un Sevilla, un partido más, sin Negredo en punta, pero con la vuelta de Escudé y de Trocho, al que creo que no las tiene todas consigo para partir desde el comienzo, aunque es probable que Marcelino opte finalmente por la alineación fácil y no podamos ver todavía a Campaña de titular.

Arriba estarán Kanouté y Manu del Moral. La bola que se le está dando a la supuesta ansiedad de Manu por marcar me está cansando ya. Cierto es que fallar las que ha fallado no tiene excusa, pecó alguna vez de precipitación, otras de tardanza y algunas simplemente de puntería; pero recordemos que tanto Luis Fabiano como Negredo tuvieron unos inicios muy difíciles en el Sevilla FC. Los dos primeros años de Luis Fabiano fueron de tirarse de los pelos, 15 goles, al igual que llegamos a decir que el Madrid nos la había "colao" con Negredo por sus nada malos pero insuficientes 11 goles. Ahora Negredo es delantero en la selección española y Luis Fabiano ha sido el "9" de Brasil durante tres años.

Y el caso es que yo entiendo que a Manu del Moral no se le ha fichado como delantero, se le ha fichado como sustituto de Renato, un mediapunta de calidad, que también tenga chispa arriba. Y Renato la tenía, sacándonos muchísimas veces las castañas del fuego, con 25 goles en Liga en sus siete años en el Sevilla. Pero es que hacer 25 goles en el Sevilla es mucho más fácil que hacer 37 goles en el Getafe y en dos años menos. Por ello, confío en Manu del Moral ya que, salvo los megacracks que juegan bien estén donde estén y pongan donde los pongan, todo jugador necesita aclimatarse un poco cuando llega a un nuevo equipo y Manu, jiennense y humilde como él solo, lo conseguirá más pronto que tarde.

Esperemos que mañana sea el primer paso hacia ello y marque un hat-trick. Y que siga la racha, a ver si seguimos invicto una jornada más.

12 oct. 2011

Tras las filas enemigas: Real Sporting de Gijón

Tras el parón liguero de este fin de semana volvemos con fuerza a respirar el ambiente de fútbol. Este fin de semana nos enfrentamos a un histórico, el Sporting, que no llega muy bien que digamos pero que, como bien sabemos ya, se puede volver totalmente en nuestra contra a poco que pequemos de exceso de confianza. Que seamos el equipo menos goleado de Primera y nos enfrentemos al menos goleador no es suficiente para ganar un partido y esto lo llevamos viendo ya varios años cuando equipos de la talla de Mallorca, Getafe, Racing o Xerez han puntuado en nuestro estadio por la misma razón: ir de sobrados.

El análisis foráneo de hoy me lo trae Abraham, administrador del blog sportinguista Corazón Rojiblanco, y nos cuenta, entre otras cosas, un detalle que desconocía de nuestro entrenador. Helo aquí:



El Sporting llega a Sevilla tocado moralmente tras un pésimo arranque liguero. Un exceso de confianza impidió al equipo puntuar ante rivales de su mismo nivel y la realidad se impuso en los encuentros con adversarios de Champions, tampoco ayudaron los bandazos de Preciado en las alineaciones colocando jugadores fuera de sitio y cambiando de sistema de juego. Este cúmulo de circunstancias hace que el equipo visite el Pizjuán como colista con un solo punto en su casillero.

A priori el Sevilla parte como gran favorito. Mejor ataque, mejor momento anímico, factor campo, todo ello juega a favor de los andaluces en un choque en el que todo lo que nose ala victoria local será una sorpresa. Destacan en los andaluces su guardameta Javi Varas, que se está demostrando como uno de los mejores de la categoría, la pareja de ataque Negredo-Kanouté y un renacido Jesús Navas que va a más en cada partido.

Con los problemas en ataque que está teniendo el Sporting (equipo menos goleador del campeonato con 2 tantos) , es vital que la pareja Botía - Iván Hernández rinda a su mejor nivel y anule la dupla de ataque sevillista puesto que los nuestros no pueden imponerse al Sevilla en un intercambio de golpes. Solidez defensiva y velocidad al contraataque serán sin duda la receta de Preciado para intentar sacar algo del Pizjuán, sabedor de la fragilidad defensiva de los locales y los problemas de ansiedad que viene sufriendo los últimos años el equipo andaluz cuando no es capaz de abrir la lata ante rivales teóricamente inferiores.

En la grada se espera poca representación de La Mareona en un desplazamiento largo al que habitualmente no se desplaza mucha gente desde Asturias y donde suele perder el Sporting, redondeado con un horario terrorífico impuesto por las televisiones. El Sevilla es un equipo que no despierta grandes odios ni pasiones en Gijón, por lo que debería ser un partido tranquilo. Aunque en los últimos encuentros entre ambos equipos hubo enfrentamientos de grupos ultras y el autocar del Sporting fue apedreado a la salida del Pizjuán, dañando la imagen del Sevilla en Gijón, en principio son considerados excepciones que rompen lo que viene siendo una relación neutral. Esperemos que no haya ningún incidente y la presencia de un reconocido sportinguista como es Marcelino en el banquillo sevillista acerque a ambas aficiones.

Así que Marce es sportinguista reconocido. No tenía ni idea, aunque era esperable, o era del Sporting o era del Oviedo. Siento debilidad por aquellos equipos que, como el nuestro, tienen rivalidad histórica con otro equipo cercano. Por ello me caen simpáticos tanto la Real como el Athletic, me gusta ver el Cádiz - Jerez y me encantaría que tanto Real Oviedo como Sporting compitieran en la élite de nuevo. Creo que, después del sevillano, el asturiano es el derbi más atractivo de nuestro país, por las similitudes y la humildad de ambos clubes y aunque en los últimos años no hay color (qué casualidad, como en el derbi sevillano) tanto para los asturianos como para el resto de aficionados al fútbol sería un gustazo ver de nuevo un partido de estos en Primera. Casualmente, viendo datos históricos y aunque ahora mismo parezca extraño, el mejor equipo asturiano en estos enfrentamientos (40 en total) es el Oviedo, con 19 victorias por 8 de los rojiblancos. Datos cuanto menos curiosos.

Volviendo a lo que nos interesa, el partido del domingo es crucial para hacer aún más bueno el empate del Calderón. Como llevo diciendo ya varias semanas, es primordial que estos ocho enfrentamientos seguidos que tenemos con equipos que, a priori, van a competir muy por debajo nuestra, los saquemos con nota, y consiguiendo un alto porcentaje de los 24 puntos en juego. Para mi, lo más lógico sería no perder ni uno sólo de ellos y viendo lo que está dando de si el equipo, me parece probable. No obstante, no pararé de decirlo: las Ligas se ganan y se pierden en los partidos contra equipos pequeños. Nosotros ya perdimos una Liga hace 4 años por caer contra el Mallorca en casa, con el Nástic y el Zaragoza fuera y no pasar del empate con Getafe, Osasuna y Rácing. Ganar estos partidos no nos habría asegurado el título de Liga, pero está claro que son los que nos lo quitaron, todo ello sumado al robo que sufrimos en Mallorca en la penúltima jornada.

Por eso, vamos Sevilla, échale huevos y empecemos encarrilar desde ya el objetivo.