8 sept. 2011

Ya va siendo hora de hablar de fútbol: en Villareal con Teixeira Vitienes

Después del movidito día de hoy, creo que ya va siendo hora de sentar la cabeza un poco y apartar la vista un momento (que no olvidar) del debate de la #revolucióndelNido y pensar en que el sábado a las 18:00 de la tarde tenemos que jugar un partido en Villareal, un equipo absolutamente hermano en esto de la LigaJusta, pero máximo rival a batir junto a Valencia en términos futbolísticos.

La mejor noticia de cara al partido del sábado es que vamos a poder contar con Kanouté, Rakitic y Medel, aunque este último no es seguro y quizá por precaución se quede fuera de lista. Lo que sí es para mi seguro es que si no tenemos al chileno, en la medular debe jugar si o si Salva, infinítamente mejor que Fazio en los momentos que ha disputado en su posición y mucho más seguro que el inédito Guarente, al parecer recuperado y listo, que si no fuera porque tenemos internet, no me acordaría ya ni de su cara.


Otro dato interesante por conocer es que si Negredo marca, igualará el récord de partidos marcando de Arza y Araujo, seis; y superará la cifra goleadora de éstos últimos, que ya iguala con nueve goles. Dudo que al madrileño le importe mucho este récord, que realmente es sólo un dato con el que motivar a los nostálgicos, pero si juega no me cabe la duda que va a pegar bocaos a diestro y siniestro. No olvidemos que el objetivo de este año es, obligatoriamente, quedar terceros e ir metiéndole ya puntos de diferencia a equipos como Villareal o Atlético es sumamente importante.

Hay que ganar, como sea, pero hay que ganar.


Fernando Texeira Vitienes será el encargado de impartir justicia el sábado en el Villareal. A mi no es un árbitro que me guste demasiado, es bastante permisivo, pero no al estilo Mateu Lahoz, sino en el sentido de que dialoga demasiado y usa poco el recurso de las tarjetas. No obstante, hay que rendirse a la evidencia y es que lleva ya ocho años en Primera y desde hace tres es árbitro FIFA, y eso obligatoriamente debe ser sinónimo de respeto.

Es curiosa e inédita la situación de Fernando que comparte categoría con su hermano José Antonio. Si ya es difícil ver a dos o más árbitros de un mismo colegio, más complicado, diría que casi imposible, es que dos hermanos arbitren en Primera División. Pues ahí está la providencia (e innegablemente el trabajo de estos dos señores) que los ha colocado, desde hace dos años, juntos en Primera División.

Árbitro curtido en partidos difíciles y numerosos derbis madrileños, levantinos y sevillanos, de 41 años, a sólo cuatro de la jubilación, podría decirse que está en el cénit de su carrera.

Como dije antes, no podemos decir que sea un árbitro de los que se toman los partidos con extrema rigurosidad, muestra de ello son sus estadísticas del año pasado: 74 tarjetas amarillas y 1 roja en 21 partidos, lo que hace una media de unas 3 amarillas por partido, convitiéndolo en uno de los árbitros menos tarjeteros de la Liga. Todo lo contrario que su compañero Muñiz Fernandez, el engominado, que calza una abrumadora estadística de 153 amarillas y 9 rojas en 24 partidos.

Sea como sea, lo importante es olvidar todo este desbarajuste institucional durante 90 minutos y aprovechar el fantástico momento de forma de varios de nuestros jugadores para reventar el Madrigal la tarde del sábado. Quiero ver al Sevilla FC tercero desde la segunda jornada.

1 comentario:

  1. Leyendo tu post, me ha surgido una duda referente al mundo arbitral. Teniendo en cuenta la abrumadora diferencia entre un árbitro y otro, como has comentado, ¿a nadie se le ocurre que eso es justo lo contrario a justicia, que es lo que se supone que imparten?

    ¿O es que uno ha tenido la suerte de que le toquen partidos "facilitos" y el otro todo lo contrario?

    ¿No sería conveniente ahondar en el tema de unificación de criterios para que cosas así no sucedan?

    No son críticas, te hablo desde el absoluto desconocimiento, por si tú que eres árbitro sabes algo más sobre el tema.

    Un saludo

    ResponderEliminar