23 sept. 2011

Mañana, partido complicado con el engominado

Lo primero de todo, mi entrada de ayer fue un error de bulto de los gordos. Ya me he enterado de que no, aunque en la página web pusieran a La Caixa como "patrocinador oficial" esto no significa que aparezca en la camisetas, sólo es un patrocinador más como Cruzcampo o Coca-Cola; así que lo siento por la equivocación, a partir de ahora intentaré secundar más y mejor las noticias que ponga por aquí.

sevillabano.jpg (350×275)

Hablando de fútbol, nos espera mañana una auténtica prueba de fuego. Creo que el sentimiento generalizado es que mañana el Valencia nos va a dejar en bragas, si nos atenemos al nivel de juego mostrados por uno y otro conjuntos. No obstante, el Valencia siempre es muy reservado cuando viene a Sevilla y solemos hacerle morder el polvo año tras año. La última vez que nos ganaron fue en mayo de 2004, un 0-2, goles de Vicente y Baraja, un Valencia que defendía el título de Campeón de Liga que había ganado un año antes. El año siguiente empatamos a dos y desde entonces nuestros enfrentamientos en casa se cuentan por victorias, la más reciente el año pasado, 2-0. Buenos datos que nos hacen ser optimistas, pese a que el de este año es un Valencia que no va en broma.

Por más que se piensa, lo que está en la mente de todos nosotros son las similitudes entre el arranque de esta temporada y la del año pasado. Con Álvarez, una eliminación europea tremendamente dolorosa, dos victorias y dos empates en cuatro partidos. Al quinto jugamos con un equipo de la Comunidad Valenciana, perdimos, y Álvarez fuera.

Está claro que si perdemos con el Valencia no se va a cesar a Marcelino, no creo que eso sea bueno para nadie. Es más, sería normal que perdiésemos este partido y el de la semana que viene en el Calderón, ya que estamos hablando de dos equipos que están desarrollando un fútbol eficaz y solvente como ninguno, y para mi no supondría ninguna catástrofe. Lo que si me supondría una catástrofe es que el Sevilla FC no haga un pleno (o casi) en los partido que tenemos entre el del Barça y el del Madrid. Incluyendo en el lote a Sporting de Gijón, que lo tenemos antes del Barça, los partidos son Racing, Granada, Mallorca, Athletic (muy venido a menos), Zaragoza, Getafe y Levante. Ocho equipos de los cuales seis nos han ganado en los últimos años y tres de ellos en casa. Yo pienso y lo seguiré pensando siempre que las Ligas o las participaciones europeas en nuestro caso, no se consiguen ganándole al Madrid y al Valencia. Se consiguen no dejándose ni un punto en campitos como el de Osasuna, como el de Getafe o como el del Racing.

Por ello, me daría igual perder contra Valencia, Atlético, Madrid y Barça si conseguimos el pleno frente a estos ocho equipos de la parte media-baja. Ocho partidos. Veinticuatro puntos. ¿Dónde hay que firmar para ello? Eso sí, esta es mi opinión.

n_20110509234759_muniz_fernandez_arbitro_ante_el_sevilla_fc.jpg (360×220)

De momento, mañana a las 18:00 nos espera Muñiz Fernández, alias el engominado, uno de los árbitros, junto a Pérez Lasa, menos agradables para el sevillismo. Será por su forma de ser, esa chulería inherente o su nula capacidad de diálogo con lo futbolistas que le hace ser el árbitro más tarjetero de Primera División (153 amarillas en 24 partidos el año pasado) pero para mi es uno de los árbitros menos capacitados en Primera División.

Eso sí, cuando los involucrados son Real Madrid o FC Barcelona, su arbitraje es impoluto. Quizá por ello nos lo pongan casi siempre cuando el Madrid viene a jugar. Lo que está claro es que para llegar a donde está por no complicarse la vida y arbitrar de forma rigurosa sin que le tiemble el pulso un milímetro. Y es que este árbitro nacido en Bruselas lleva la sangre de aquellos hombres que en Flandes repelieron una vez tras otra a los tembiles tercios españoles.

Pese a todo, no creo que vaya a repercutir en absoluto si el Sevilla sale como en Pamplona. Ahora bien, si de una maldita vez salimos como hay que salir, mordiendo y ganando, aunque sea por una vez, la batalla del mediocampo, puede que entonces sí influya muy negativamente, porque cuando el partido se complica, Muñiz saca la tarjeta.

Así que veremos a ver si acabamos 11 contra 11.

1 comentario:

  1. Comparto contigo eso de que el Valencia aquí se acojona. El caso es que a ver si no nos acojonamos nosotros.

    Yo creo que es un partido ideal para que se vea al Sevilla de verdad. Nuestros mejores momentos esta temporada fueron contra el Málaga (rival fuerte), y contra el Villarreal mientras estuvo con 11 (cuando más fuertes estaban)

    Igual hay alguna explicación, yo no la acabo de ver, pero me da que podemos hacer un buen partido. A ver qué pasa.

    Por cierto, yo no escribí sobre el patrocinio, pero de haberlo hecho, hubiese cometido el mismo error.

    Un saludo

    ResponderEliminar