10 sept. 2011

Para darse con un canto en los dientes (2-2)

Partido hosco y feo el que he visto hoy en el Madrigal. Un Sevilla como el del día del Hannover, mucho balón largo, mucho pelotazo y poco toque y control del balón.

Y se nos ponía muy de cara el partido, con un Villareal que no sabía a qué jugaba, con diez y con 0-1 en el marcador. Pero este Sevilla de Marcelino parece que no va a cambiar su identidad, el contragolpe, incluso cuando en partido pide control y cabeza. Creo que podríamos haber sacado el premio gordo en este partido a poco que hubiéramos ido a por él con cabeza. El que sí fue a por el con cabeza fue el Villareal y casi lo consigue.


Atrás hemos tenido ratos, a veces hemos estado muy solventes y esto lo he aplaudido y otras el Villareal (con uno menos) ha hecho lo que le ha dado la gana. Cáceres ha estado lento y fallón en línea general, Escudé no se le ha visto demasiado, Alexis para mi ha estado muy bien y Navarro en su línea, templanza y trabajo duro, salvo en el penalti, que estaba claro que cualquier indicio de contacto en el área iba a pitarlo Teixeira y meter la pierna a un rival que estaba ya vendido ha sido un error garrafal. Groso modo, quitando esto último, no le doy mala nota.


La medular ha sido el sino de este partido. Inoperante, lenta, sin ideas y errática. Marcelino buscaba la superioridad numérica poniendo cinco tíos en medio campo, pero lejos de eso ha conseguido que se entorpezca bastante la salida de balón, que casi siempre ha sido a base de patadón ya que a Trochowsky, un partido más no se le ha visto nada y Manu ha sido visto y no visto. Medel, para variar muy completo, con un buen tiro sorpresa que por los pelos no va a gol. En el segundo tiempo, con la entrada de Rakitic y Campaña hemos jugado más por el suelo y se ha notado, pero no hemos abandonado la idea del centro a Kanouté hasta que, tras infinitos intentos, uno ha acabado en la frente del más inesperado, Alexis, y se la ha colado a César (impresentable este personaje encarándose con Kanouté tras un choque totalmente fortuíto).



Arriba la cosa ha estado cortita. Negredo lo ha intentado y de tanto intentarlo ha estado más cerca del círculo central que del área. Eso ha sido lo que ha descuadrado nuestra línea de ataque y lo que ha hecho que cuando teníamos una contra buena Negredo estuviera totalmente fuera de su posición y no pudiera herir. Pese a todo, ha conseguido batir ese récord que se escuchaba estos días y adelanta a Arza y Araújo como primer delantero sevillista que marca 10 goles en 6 partidos.

Teixeira Vitienes ha estado descentrado todo el partido. Si bien decía ayer que es de los árbitros menos tarjeteros de la Liga, hoy me ha dejado por mentiroso. 6 amarillas y 1 roja directa y de las cuatro que ha sacado al Sevilla, para mi tres injustas. A ver a qué viene sacarle amarilla a Kanouté cuando usted ha visto perféctamente que retira el pie para no dañar a César. Estos detalles son los que para mí han mancillado la actuación del cántabro que, por otra parte, ha acertado de pleno en los dos penalties, el de Diego López perfecto y la expulsión acertada, ya que evita una ocasión manifiesta de gol; el de Navarro, igual, aunque yo habría sacado amarilla, por las circunstancias en las que se da.

Un puntito nada desdeñable en un campo muy complicado, pero que nos puede saber a poco, si tenemos en cuenta que hemos ido ganando contra diez; o a mucho, si nos centramos en que hemos podido perder perfectamente. Sea como sea, nos espera ya la Real, que se ha empeñado esta jornada en dejar por mentirosos a todos los seguidores de la causa Liga Justa.

Se va a hacer larga la semanita, primera en siete años en la que se juega europa y el Sevilla FC se queda en casita.

2 comentarios:

  1. Hay que seguir teniendo paciencia, aún falta para que el equip se acople al nuevo sistema, al nuevo entrenador, como este mismo advirtió en pretemporada. Lo bueno es que ya tenemos cuatro puntos.

    Eso sí, la desilusión por lo que hemos dejado es grande. Pero, insisto, creo que debemos seguir teniendo paciencia.

    ResponderEliminar
  2. Buenas, en mi opinión creo que lo que menciona Ravesen es cierto. Hace falta un plazo de tiempo para que el equipo se acople e integre. Aún así eche de menos un plan "B". Vale que la idea sea jugarle a la contra a un equipo. Pero cuando tienes uno más hay que dar ese pasito "pa'lante" e intentar dominar más la situación. Sigo sin entender porque Perotti tiene q recibir la pelota en campo propio, para correr y después volverse para dejarla atrás, cuando creo que la debe subir el lateral y Perotti recibirla más arriba (donde llega sin frescura). Perdemos mucha velocidad en la jugada si salimos por la izquierda en vez de la derecha. Lo de F. Navarro centrando es digno de mirar... Y Medel está muy sólo para defender el centro del campo y algunas llega tarde (no le queda otra porque trabajar, trabaja como nadie para el equipo). A pesar de que parezca la contrario, sigo creyendo en el equipo y en lo que Marcelino le quiere inculcar, pero desde mi punto de vista, hay fútbolistas que derían pasar por el banquillo un tiempo (Perotti, Navarro, Escudé...) para que se note también el empuje del que no está acomodado... (¿Del Moral en banda? o Armenteros, Luna, Cáceres de central entrando Coke en el equipo...)
    Un saludo, y como siempre, sólo es mi punto de vista.

    ResponderEliminar