14 oct. 2011

Dinámicas, Pérez Lasa y Manu del Moral

Si mirara el partido de mañana con la óptica del año pasado, sin duda apostaría en contra del Sevilla. Éramos las madres de la Liga, la ayudante perfecta de la doctora Quinn, cualquier equipo en crisis sólo necesitaba 90 minutos de cuidados intensivos en el Ramón Sánchez Pizjuán para que su situación cambiara radicalmente. El año pasado hicimos verdadero honor al eslógan "Diviértete con nosotros, somos de todos".

Ahora bien, este año parece que eso se ha cambiado. Marcelino a base de trabajo, algún que otro banquillazo, rotaciones y contundencia ha convertido a este "nuevo" Sevilla en una piedra, lo que casi siempre hemos estado acostumbrados a ser. Cuatro partidos sin encajar un gol, nuestro portero titular a un partido y pico de superar el récord de imbatibilidad de Palop, defensa en conjunto, picaresca necesaria y, sobre todo, sensación de seguridad.


Nos visita el colista, el menos goleador de la categoría y uno de los equipos a los que más le cuesta arrancar. Curiosamente está firmando el peor arranque desde su vuelta a Primera en 2008, con 1 punto de 18 disputados. Tras este, con 3 puntos en seis partidos el año de su último ascenso y el famoso tourmalet. Los otros dos años los ha pasado sin pena ni gloria con 5 y 8 puntos de 18. Eso sí, a final de temporada no ha tenido, salvo en la temporada del regreso, problemas para mantener la categoría.

Frente al gripado motor sportinguista, estamos nosotros, un equipo que en los últimos años es asiduo a perder, y a veces en casa, con el colista o con equipos en descenso. Sin ir más lejos, con el Almería el año pasado, un bochornoso 1-3. No quedando ahí la cosa, solemos dar aire a los equipos en descenso, como al Valladolid hace dos años, 19º en la jornada 32, nos ganó 2-1; el Betis nos ganó el derbi en casa en la 2008/2009 por 1-2 y terminó descendiendo o en la 2006/07, que nos ganó el Nástic, que no le ganaba a nadie, por 1-0 estando líderes después de derrotar al Barça en el Sánchez Pizjuán.


Todo esto no son más que datos, por supuesto, pero datos importantes porque ya sabemos que los seres humanos somos los únicos animales que tropezamos dos, tres y mil veces con la misma piedra. Esperemos que esta vez no pase.

El encargado de dirigir el partido que puede consagrar nuestra inmaculada media inglesa será Miguel Ángel Pérez Lasa. Antaño enemigo acérrimo del sevillismo, aunque aún hoy muchos tiemblan cuando a Pérez Lasa le toca enfundarse el silbato en nuestro estadio, deberíamos estar más bien tranquilos que inquietos por esto. Desde aquel horroroso partido de febrero de 2006 frente a Osasuna, que perdimos por 0-1, Míkel no ha vuelto a arbitrarnos contra el equipo de la ciudad en la que ha vivido varios años, y su bagaje con nosotros es de ocho victorias (su actuación en una de ellas la podéis ver en este post que publiqué hace unos meses), dos empates y sólo una derrota (la antes mencionada contra el Valladolid en la 2008/09.

Más allá de lo que ocurra en los partidos, podríamos decir que Míkel ha "pagado" su deuda con el sevillismo por sus malas o parciales actuaciones sobradamente. Yo, la verdad, no le guardo ningún rencor y me parece un árbitro coherente y bien preparado (aunque sé que más de uno me vais a comer por esto que digo jajaja) y muchísimo mejor que otros compañeros de oficio como Muñiz Fernández, el mayor de los Teixeira o Velasco Carballo.


Pero más importante que conocer qué Pérez Lasa nos encontraremos, me gustaría saber qué Sevilla nos encontraremos. Un Sevilla, un partido más, sin Negredo en punta, pero con la vuelta de Escudé y de Trocho, al que creo que no las tiene todas consigo para partir desde el comienzo, aunque es probable que Marcelino opte finalmente por la alineación fácil y no podamos ver todavía a Campaña de titular.

Arriba estarán Kanouté y Manu del Moral. La bola que se le está dando a la supuesta ansiedad de Manu por marcar me está cansando ya. Cierto es que fallar las que ha fallado no tiene excusa, pecó alguna vez de precipitación, otras de tardanza y algunas simplemente de puntería; pero recordemos que tanto Luis Fabiano como Negredo tuvieron unos inicios muy difíciles en el Sevilla FC. Los dos primeros años de Luis Fabiano fueron de tirarse de los pelos, 15 goles, al igual que llegamos a decir que el Madrid nos la había "colao" con Negredo por sus nada malos pero insuficientes 11 goles. Ahora Negredo es delantero en la selección española y Luis Fabiano ha sido el "9" de Brasil durante tres años.

Y el caso es que yo entiendo que a Manu del Moral no se le ha fichado como delantero, se le ha fichado como sustituto de Renato, un mediapunta de calidad, que también tenga chispa arriba. Y Renato la tenía, sacándonos muchísimas veces las castañas del fuego, con 25 goles en Liga en sus siete años en el Sevilla. Pero es que hacer 25 goles en el Sevilla es mucho más fácil que hacer 37 goles en el Getafe y en dos años menos. Por ello, confío en Manu del Moral ya que, salvo los megacracks que juegan bien estén donde estén y pongan donde los pongan, todo jugador necesita aclimatarse un poco cuando llega a un nuevo equipo y Manu, jiennense y humilde como él solo, lo conseguirá más pronto que tarde.

Esperemos que mañana sea el primer paso hacia ello y marque un hat-trick. Y que siga la racha, a ver si seguimos invicto una jornada más.

1 comentario:

  1. El partido nos lo podemos complicar nosotros mismos en función de la acitud con la que afrontemos el partido.
    Cuando Perez Guasa nos arbitra me echo a temblar sobre todo por su facilidad con las tarjetas.
    Con respecto a Manu yo sigo en mi linea , un solo delantero y tres centrocampistas. No me bajo del burro.
    Un saludo

    ResponderEliminar