19 oct. 2011

Jamás pisotearán nuestro espíritu

Yo soy de los que piensa (y mira que soy un proyecto de publicista) que esas campañitas típicas en los pre-partidos para motivar, aunque nunca suelen ser muy caras, no valen para nada. Nadie cree que sin pintarle las caras a nuestros jugadores, la afición no hubiera respondido en las últimas semifinales de Copa. Es más, puede parecer que estos videos son hasta de mal augurio o... ¿acaso alguien recuerda un video para Eindhoven? ¿O para Glasgow?

No obstante, me posiciono unilateral, incondicional y absolutamente de acuerdo con la minicampaña que el departamento de marketing del Sevilla FC va a realizar para el partido del Nou Camp. "Orgullosos de Andalucía" lucirá la camiseta de nuestro equipo en sábado.


Yo, ciertamente, no habría colocado este eslógan, visto lo visto el cariño que nos tienen por ciudades como Cádiz, Málaga o Almería (provincia que históricamente siempre ha sido más Murciana que Andaluza); sin embargo, me parece el más democrático y en la línea con lo que el Sevilla FC lleva realizando en los últimos años, aquello de sevillanos en Andalucía, andaluces en España y españoles en el mundo.

Y estoy de acuerdo con el mensaje porque yo, personalmente, me siento orgulloso de ser andaluz. Me siento orgulloso de haber nacido en una de las tierras más hermosas, diversas, profundas y complejas tanto en lo natural, como en lo creado por el hombre; del mundo. Me siento orgulloso de mi historia, de ser descendiente de aquellos hombres y mujeres que, cuando en Europa y no digamos en el resto de la península ibérica aún apenas se dominaba el fuego, ya habían creado una de las civilizaciones más prósperas de su época. Me siento orgulloso de haber nacido en una ciudad que fue metropoli del Imperio en el que nunca se ponía el sol, cuando en Madrid había siete casas apiladas y todo el oro de las Américas pasaba por el Guadalquivir. Me siento orgulloso de mi cultura, de haber visto los mismos paisajes que inspiraron a Gustavo Adolfo Bécquer, a Velázquez o a García Lorca. Me siento orgulloso de la Giralda, de las marismas, de la Alhambra, de Sierra Nevada, de Triana, de la Costa de la Luz, de Tabernas, de Cazorla, de Hércules y de sus columnas.

Porque soy andaluz, y podrán ningunearnos, fundirnos a tópicos, despreciarnos e incluso odiarnos, pero nadie va a poder jamás pisotear nuestro espíritu.


No voy a ver el partido del sábado, me juré a principio de temporada que, para no convertirme en un cómplice del multimillonario hurto que Real Madrid y FC Barcelona han hecho, hacen y seguirán haciendo año a año a todos los equipos de España; no iba a ver ninguno de sus partidos. Y eso incluye, inevitablemente, los que el Sevilla FC juegue con ellos. Voy a mantenerme firme en mi posición y no voy a verlo pero tengo más que claro que, independientemente del resultado (esperemos que no pase del habitual 4-0) voy a estar muy orgulloso de mi equipo por llevar lo que va a llevar en el pecho y restregarselo en sus despreciables faces a los impresentables políticos catalanes que han ninguneado a todos y cada uno de los andaluces.

Y si algún cateto bético, onubense, malagueño, gaditano, cordobés, jiennense o almeriense desea que el Sevilla FC salga humillado del Camp Nou futbolísticamente hablando y además se alegre de dicha derrota, que sepa que el humillado también será, en todo su conjunto, el orgullo andaluz.

Viva el Sevilla FC y viva Andalucía.

4 comentarios:

  1. Yo amigo Kike, tambien me siento orgulloso de mis raices, de mis origenes, pero a fuerzas de ser sinceros, hay argumentos suficientes en esta bendita tierra para al menos reflexionar sobre que significa estar orgulloso de una tierra donde tantas y tantas cosas no funcionan como para sentirse orgullosa de ella.

    Con todo, a mi no me disgusta esta respuesta a tanta canallada que se vierte en el ambito politico desde mi equipo, aunque me da a mi que el lema va mas en el sentido motivacional del equipo.

    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Pues ole tus huevos.

    Mi opinión se puede decir que es idéntica a la de Juan Angel, pero, teniendo en cuenta la cantidad de tonterías pseudopolíticas que vengo escuchando por ahí de gente tan andaluza como tú o como yo, es una gozada leer algo tan fresco, tan auténtico y tan sincero como esto que has escrito.

    No hace falta buscarle los cinco pies al gato. Es mejor ser así de simple de directo y de honesto como lo has sido tú. Enhorabuena.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es implemente eso, amigos, no quiero meterme para nada en politiqueo, dinero o tráfico de influencias, eso por desgracia está mal en todos sitios; sólo quería defender, más allá de todo lo que hacemos mal, todo aquello que nos identifica y nos diferencia del resto, aquello tan nuestro que los demás intentan por activa y por pasiva menospreciar.

    ResponderEliminar