12 oct. 2011

Tras las filas enemigas: Real Sporting de Gijón

Tras el parón liguero de este fin de semana volvemos con fuerza a respirar el ambiente de fútbol. Este fin de semana nos enfrentamos a un histórico, el Sporting, que no llega muy bien que digamos pero que, como bien sabemos ya, se puede volver totalmente en nuestra contra a poco que pequemos de exceso de confianza. Que seamos el equipo menos goleado de Primera y nos enfrentemos al menos goleador no es suficiente para ganar un partido y esto lo llevamos viendo ya varios años cuando equipos de la talla de Mallorca, Getafe, Racing o Xerez han puntuado en nuestro estadio por la misma razón: ir de sobrados.

El análisis foráneo de hoy me lo trae Abraham, administrador del blog sportinguista Corazón Rojiblanco, y nos cuenta, entre otras cosas, un detalle que desconocía de nuestro entrenador. Helo aquí:



El Sporting llega a Sevilla tocado moralmente tras un pésimo arranque liguero. Un exceso de confianza impidió al equipo puntuar ante rivales de su mismo nivel y la realidad se impuso en los encuentros con adversarios de Champions, tampoco ayudaron los bandazos de Preciado en las alineaciones colocando jugadores fuera de sitio y cambiando de sistema de juego. Este cúmulo de circunstancias hace que el equipo visite el Pizjuán como colista con un solo punto en su casillero.

A priori el Sevilla parte como gran favorito. Mejor ataque, mejor momento anímico, factor campo, todo ello juega a favor de los andaluces en un choque en el que todo lo que nose ala victoria local será una sorpresa. Destacan en los andaluces su guardameta Javi Varas, que se está demostrando como uno de los mejores de la categoría, la pareja de ataque Negredo-Kanouté y un renacido Jesús Navas que va a más en cada partido.

Con los problemas en ataque que está teniendo el Sporting (equipo menos goleador del campeonato con 2 tantos) , es vital que la pareja Botía - Iván Hernández rinda a su mejor nivel y anule la dupla de ataque sevillista puesto que los nuestros no pueden imponerse al Sevilla en un intercambio de golpes. Solidez defensiva y velocidad al contraataque serán sin duda la receta de Preciado para intentar sacar algo del Pizjuán, sabedor de la fragilidad defensiva de los locales y los problemas de ansiedad que viene sufriendo los últimos años el equipo andaluz cuando no es capaz de abrir la lata ante rivales teóricamente inferiores.

En la grada se espera poca representación de La Mareona en un desplazamiento largo al que habitualmente no se desplaza mucha gente desde Asturias y donde suele perder el Sporting, redondeado con un horario terrorífico impuesto por las televisiones. El Sevilla es un equipo que no despierta grandes odios ni pasiones en Gijón, por lo que debería ser un partido tranquilo. Aunque en los últimos encuentros entre ambos equipos hubo enfrentamientos de grupos ultras y el autocar del Sporting fue apedreado a la salida del Pizjuán, dañando la imagen del Sevilla en Gijón, en principio son considerados excepciones que rompen lo que viene siendo una relación neutral. Esperemos que no haya ningún incidente y la presencia de un reconocido sportinguista como es Marcelino en el banquillo sevillista acerque a ambas aficiones.

Así que Marce es sportinguista reconocido. No tenía ni idea, aunque era esperable, o era del Sporting o era del Oviedo. Siento debilidad por aquellos equipos que, como el nuestro, tienen rivalidad histórica con otro equipo cercano. Por ello me caen simpáticos tanto la Real como el Athletic, me gusta ver el Cádiz - Jerez y me encantaría que tanto Real Oviedo como Sporting compitieran en la élite de nuevo. Creo que, después del sevillano, el asturiano es el derbi más atractivo de nuestro país, por las similitudes y la humildad de ambos clubes y aunque en los últimos años no hay color (qué casualidad, como en el derbi sevillano) tanto para los asturianos como para el resto de aficionados al fútbol sería un gustazo ver de nuevo un partido de estos en Primera. Casualmente, viendo datos históricos y aunque ahora mismo parezca extraño, el mejor equipo asturiano en estos enfrentamientos (40 en total) es el Oviedo, con 19 victorias por 8 de los rojiblancos. Datos cuanto menos curiosos.

Volviendo a lo que nos interesa, el partido del domingo es crucial para hacer aún más bueno el empate del Calderón. Como llevo diciendo ya varias semanas, es primordial que estos ocho enfrentamientos seguidos que tenemos con equipos que, a priori, van a competir muy por debajo nuestra, los saquemos con nota, y consiguiendo un alto porcentaje de los 24 puntos en juego. Para mi, lo más lógico sería no perder ni uno sólo de ellos y viendo lo que está dando de si el equipo, me parece probable. No obstante, no pararé de decirlo: las Ligas se ganan y se pierden en los partidos contra equipos pequeños. Nosotros ya perdimos una Liga hace 4 años por caer contra el Mallorca en casa, con el Nástic y el Zaragoza fuera y no pasar del empate con Getafe, Osasuna y Rácing. Ganar estos partidos no nos habría asegurado el título de Liga, pero está claro que son los que nos lo quitaron, todo ello sumado al robo que sufrimos en Mallorca en la penúltima jornada.

Por eso, vamos Sevilla, échale huevos y empecemos encarrilar desde ya el objetivo.

5 comentarios:

  1. Estos partidos como decia ayer Javi Varas suelen ser partidos trampas y el Sevilla es especialista en caer en ellas.

    Esperemos que en esta ocasion no se asi y que los tres puntos se queden en Nervion.
    Fundamental para conseguir el objetivo hacer del Sánchez Pizjuán un autentico fortin.

    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  2. Ojo con el Sporting que cuando Preciado está en horas bajísimas muerde!! No se que quiere la directiva que haga el pobre hombre, si cada año saca rendimiento casi de la anda!

    Me cae bien Preciado. Tiene cojones, esperemos que todo le vaya bien a partir del próximo partido.

    Offtopic: Marcelino estaba más gordo cuando jugaba con el Sporting que ahora: http://pictures.todocoleccion.net/tc/2010/10/06/22000122.jpg

    ResponderEliminar
  3. Marcelino fue canterano y jugador del Sporting a finales de los 80. Claro que igual por entonces ni siquiera habías nacido ¿no? Jeje...

    Qué viejo me siento, madre mía.

    Este tipo de partidos son de los que ganas por goleada si marcas en los inicios, o de los que se te complican sobre manera si le das moral al rival. Momento idóneo para dar otro saltito en la búsqueda de un mejor juego.

    A ver si es verdad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. ¿Quién no había nacido? ¿Yo? jejeje que va!! ya tenía algunos años!! Si me acuerdo de él perfectamente de mis primeros albums de cromos!

    ResponderEliminar
  5. no, no, se refiere ami,que estoy en mimas plena juventud ysi, me cogio un poco neonato la etapa d jugador de marcelino jajajaja

    ResponderEliminar