20 oct. 2011

Ante todo, sensatez

Muchas cosas están pasando en estos días previos al partido del sábado en el Nou Camp.

A mi, por ejemplo, me han dado las equipaciones que habré de vestir este año por los campos de Sevilla cuando vaya a arbitrar. Os pongo aquí una foto de una de ellas, porque tiene tela de guasa el colorcito.


Lo primero y lo último verde que me voy a poner que tenga alguna relación con el fútbol jajaja

Por su parte, con respecto al mensaje que quiere transmitir el Sevilla FC con su eslógan "Orgullosos de Andalucía" hay un abierto y candente debate. Unos debaten sobre qué estamos orgullosos. Otros debaten del transfondo político o contestatario de este mensaje. Mientras tanto, desde Cataluña ya se ha alzado alguna que otra voz, entre ellas la de Duran i Lleida, uno de los que, en mi opinión, debe darse más por aludido con el mensaje. Ha dicho el señor que en ningún momento ha criticado a Andalucía o a los andaluces, sino a las verdades de la cultura del subsidio y es que ciertas personas usan este dinero para poder seguir sin dar un palo al agua a costa de los contribuyentes. Puede ser cierto o no, pero está claro que no le tembló el pulso ni un segundo de acordarse de nuestra tierra en cuanto a hacer un comentario negativo.

Lo que sí que es cierto es que la campaña de márketing que ha montado el Sevilla FC estará generando apoyos y rechazos, pero sobre todo está generando debate. Y que una campaña salga en todos los medios, se comente en todas las tertulias y se mencione en casi todos los blogs y foros de opinión futbolera y no tan futbolera es un exitazo a nivel comunicativo para el Sevilla FC y más que para éste, para Andalucía como marca, que se está llevando una publicidad absolútamente gratuita de la mano del gabinete de comunicación del Sevilla FC, y eso que aún no se ha jugado el partido, donde millones y millones de personas de todo el mundo verán "Andalucía" escrita en el pecho de nuestros jugadores.

Más que una reivindicación sutil y caballerosa hacia unas declaraciones denigrantes, lo veo una guantá sin manos a todo lo que representan nuestros organismos de gobierno y gestión que, tal y como hace la prensa, ningunea nuestro escudo (incluso desde su cabeza más visible) con un tono que podríamos resumir en: "Nos resbala todo lo que nos echéis encima, nosotros a lo nuestro. Aquí tenéis lo que podríais ganar si fueseis un poco más condescendientes con nuestra grandeza". Favor que, por supuesto, no espero que la Junta de Andalucía ni su presidente correspondan de ninguna manera.


Futbolísticamente hablando, y aunque nuestro campeón del mundo se empeñe en desmentirlo, la cosa está muy negra. Afrontamos el partido sin Negredo, sin Perotti y sin Spahic, tres titulares indiscutibles que, por mucho que Marcelino diga lo contrario, no tienen recambios de garantía en su posición en el equipo. No me vale un 4-4-2 con Manu del Moral junto a Kanouté, porque ya hemos comprobado que este esquema quita muchos enteros a la capacidad del jiennense. No me vale Armenteros en banda mientras tengamos a Trochowsky en el centro del campo con Campaña comiéndose los mocos. Y, por supuesto, no me valen Alexis o Fazio, aunque llegado el caso puedan cuajar hasta un buen partido. Pero bueno, para qué hablar de esquemas o alineaciones ante un equipo que en veinte minutos te puede ir ganado tres a cero.

De todas maneras, espero que no se fuerce a Negredo y se le mantenga entre algodones para los siete partidos posteriores que de verdad sí tienen que ser a vida o muerte. También espero que no se le haga a Campaña la guarrada de darle la camiseta de titular en el Camp Nou cuando no se le ha dado contra equipos de la talla de Sporting u Osasuna, aún siendo evidente el banquillazo que se merecía Rakitic; porque dejar que sea Campaña el que lleve la manija del equipo en un día en el que nos pueden caer fácilmente cinco o seis goles sin despeinarse el rival me parece hasta negativo para el chaval.

Por último, tampoco espero que se vayan a llevar a cabo todas aquellas iniciativas anti-ladrón que se barajaban hace unas semanas, como la de sacar al filial, presentarse pero no competir o dejarse ganar descaradamente. No podemos hacer eso ahora que llevamos lo que vamos a llevar en el pecho.

Como ya dije ayer, no voy a ver el partido porque es una promesa que me hice a principio de temporada, pero sólo espero que, salga quien salga, hagan lo que hagan el sábado en el Camp Nou, quede bien claro que somos el Sevilla FC y todo lo que eso conlleva. No es imposible ganar, ya ganamos allí hace dos años y terminamos tocando la gloria de la Copa una vez más. Pero más nos vale no ilusionarnos demasiado y esperar que pase esto ya y empecemos a trabajar ya en ganar esos 21 puntos que nos jugaremos entre el sábado y la visita del otro megamastodonte del fútbol español al Pizjuán.


Por cierto, si ya son evidentes los efectos del duopolio en nuestra Liga, cada vez se hacen más evidentes incluso en competición internacional. Sí, lo del Villareal el otro día fue una mala suerte tremenda y lo del Valencia ayer fue simplemente una pájara mortal de los de Emery, pero sin duda, que Barça y Madrid se paseen y el resto de equipos, entre ellos el Sevilla FC, eliminado en Play Off; lo pasen canutas para sobreponerse a las rondas previas cuando no hace ni unos años eramos los equipos españoles los que provocábamos pavor sólo tiene una explicación más allá de la lógica de la suerte, y todos sabemos la que es. De aquí a una o dos temporadas, si esto no cambia, el coeficiente UEFA de la Liga Española será tan bajo que puede que hasta nos quiten un puesto de Champions. Y si no, tiempo al tiempo.

2 comentarios:

  1. Sinceramente no creo que fuera una "guarrada" alinear de salida en el partido contra el Barça a Campaña...Yo apostaría por él con todas las consecuencias. Eso sí poblaría el centro del campo. Marcelino no lo va a hacer porque no lo está entrenando durante la semana, pero a lo mejor no sería mala idea sacar una defensa reforzada con 5 jugadores...Coke, Cáceres o Alexis, Fazio, SQD y Navarro. Por delante Navas, Medel, Campaña, Trocho y arriba Kanouté.

    Y el que sea creyente, a rezar que no tengan un buen día los Messi, Xabi, Iniesta, Pedrito...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Estoy absolutamente de acuerdo contigo en lo que dices del eslogan. Creo que has dado en el clavo, que esto debería avergonzar más a los mandatarios andaluces que a los catalanes. No sólo por la publicidad gratuita, sino porque el Sevilla está haciendo un trabajo de defensa de nuestra dignidad que corresponde a los dirigentes políticos, y que estos no son capaces de hacer.

    Se les debería de caer la cara de vergüenza. A mí no me gusta que se mezcle el deporte con la política, pero me siento orgulloso de que sea el Sevilla quien pegue esta guantá sin manos.

    A la Junta de Andalucía, claro está.

    Y respecto a lo de la Champions, no creo que a Barça y Madrid les importe mucho que nos quiten una plaza. Mientras se mantengan las otras dos. El problema llegará cuando lleguemos al nivel de la liga holandesa (por ejemplo), en la que el primero entra directo y el segundo ha de pasar dos previas.

    ¿Que eso nunca llegará a España? Si la cosa sigue como va, es cuestión de tiempo. Lo malo es que remontar una vez caídos es prácticamente imposible.

    Un abrazo

    ResponderEliminar