22 nov. 2011

El eterno ciclo

Para todos aquellos que aún no sepan o no se crean que la economía es cíclica y que todo lo que hagamos es pan para hoy y hambre para mañana, aquí os dejo un video esclarecedor que os dejará a más de uno con la boca abierta.


Así es amigos. La economía y el estado del bienestar acabó con la civilización más grande del mundo Antiguo y lo que pasa hoy en día, incluso este cambio de gobierno que hoy vivimos en España, es sólo la antesala, el momento de trancisión hacia otra etapa oscura. No será tan brutal y despiadada como la Edad Media, claro está, pero sin duda España no va a ser la cuarta potencia europea como promete el señor Rajoy.

Muchos encuentran similitudes (y las hay, eso es evidente) entre el cambio de gobierno de 1996 y el actual. Un partido de derechas que recoge un país en crisis tras varios gobiernos de izqueirdas que lo han dejado en la ruina. Un gobierno de derechas que va a tener que amarrar las botas a un país que ha luchado por mantener el nivel de vida de una población mayoritariamente mileurista y ha gastado y gastado recursos en conseguir la felicidad de estos sectores de población, con el consiguiente resentimiento del tesoro público. Y no sólo aquí, sino en todo el mundo.

Quiero explicar esto que digo con un ejemplo concreto y va a ser el mío propio.

Yo provengo y vivo en una familia de clase media, obrera por cuenta ajena, mis padres han trabajado toda su vida, más de veinte años llevan en sus respectivos empleos y ahora es cuando más están temiendo por ellos.

Yo era muy pequeño en 1996, apenas cinco años, por lo que no tengo recuerdos ni conciencia real de cómo vivía mi familia en aquella época, pero sí se que éramos humildes. No nos faltaba nada, pero tampoco podíamos permitirnos ningún lujo. A duras penas pudimos pasar de un alquiler a un domicilio en propiedad (cuatro millones de pesetas costó aquel piso en el que vivimos una década), con el consiguiente recorte y ahorrando y flotando poco a poco.

Hacia el primer tercio de la década de los 2000 puedo decir que estábamos bien asentados en la clase media, podíamos empezar a permitirnos más tonterías, se notaba la bonanza económica que vivía el país y el mundo en general. El desarrollo del estado del bienestar en esos años fue tan ejemplar que cualquiera podía zambullirse en la piscina del gasto y la trampa.

Cuando los socialistas llegaron al gobierno mi familia acogió la noticia con expectación y alegría, no podía ser menos. Las políticas sociales del PSOE, las ayudas (a las que afortunadamente no hemos tenido que recurrir nunca), el gasto público en apoyar a las clases medias y el cénit económico que se vivió en esa etapa fue generoso para todos y nosotros pudimos mudarnos a un piso más grande, pudimos mantener dos coches, cambiar la cocina, ordenadores, una televisión más grande... Aumentamos nuestra calidad de vida, sin duda. Jamás entramos en la trampa de pensar que podíamos más de lo que realmente podíamos, como le ha pasado a muchísima gente, pero tampoco se podía decir que nos cortáramos.

Esa sensación de poder gastar, de crecimiento y de que todo iba bien era unánime. Gracias al socialismo la clase media fue más rica. ¿Qué ha pasado? Pues como pasó en el video que antes os he puesto: la economía, el gasto y las prestaciones sociales que han aumentado en nivel de vida de todos se han hecho insostenibles. Por eso es por lo que ha fracasado el gobierno socialista, por eso es por lo que ahora va a gobernar cuatro años la derecha y sí, nos sacarán de la crisis y generarán empleo.

Nos sacarán de la crisis a base de recortes y de eliminar todas esas prestaciones que hacían que la clase media pudiera vivir y no sobrevivir. Generarán empleo a costa de que mi padre, mi madre o cualquier persona que lleve 20 o 30 años trabajando en una empresa se vaya a la calle sin un duro y se metan a dos chavales jóvenes a los que se le pagará la mitad. Ya creo que así se genera empleo, pero ¿a qué precio?

¿Compensa que cuadren los números si todos somos más pobres? ¿Pasaremos esta época para llegar a otra de bonanza y cometer los mismos errores que se llevan cometiendo dos mil años?

¿O quizá es necesario abandonar las ideas capitalistas o socialistas, derechas o izquierdas, y abrazar un nuevo sistema, un nuevo orden mundial? Yo no lo sé, sólo soy uno más. Pero estoy totalmente convencido que no se arregla un muro con esparadrapo. Al igual que un clavo no quitó otro clavo en el Imperio Romano, recortes ahora significará gasto mañana, para más recortes en el futuro. El eterno ciclo de la economía. ¿Hasta dónde llegará?

1 comentario:

  1. La crisis actual es debida a que esa bonanza económica de la que hablas se asentó en el endeudamiento, no en la producción. Si yo gano (produzco) 1000, no puedo comprar algo que cuesta 1500. Pero si gano 1000 y me endeudo por 500, pues si que puedo.

    Lo que pasa es que esos 500 hay que devolverlos. ¿De donde saco para ello si con los 1000 que gano sólo llego a cubrir mis costes fijos? Pues me vuelvo a endeudar. Me endeudo para pagar mi deuda, y así sucesivamente hasta que todo estalla.

    Es como una pompa de jabón, un globo,una burbuja, que se estira y se estira, se hincha y se hincha, hasta que estalla. Algo parecido pasó en 1929. En aquella ocasión, el origen de la crisis fue bursátil. En esta, inmobiliaria. El capitalismo aprendió de aquella crisis del 29, por eso ahora se controla tanto el comportamiento de la Bolsa (de los mercados)

    Y ayer mismo hablaba de esto con mi mujer. De esta aprenderemos y no volverá a ocurrir algo parecido. No con la Bolsa. No con el sector inmobiliario.

    Ahora bien, ¿caeremos en algo semejante con otra cosa distinta?

    Probablemente sí. Eduquemos bien a nuestros hijos, pues serán ellos quienes lo sufran.

    Un abrazo

    ResponderEliminar