2 dic. 2011

¿Y entonces, usted para qué trabaja?

Me llaman bastante la atención las declaraciones de hoy de nuestro presidente.

"Jugar bien lo dejo para los medios y para el aficionado, yo lo que quiero es ganar"

Que conste que suscribo totalmente sus palabras. Lo importante en esto del fútbol es que la pelotita entre, que entre, al menos, un gol más que al contrario, ya sea 1-0, 4-3, 3-0 o 7-5. Lo que me llama la atención de las declaraciones de Del Nido no es su obviedad, sino su forma de decirlo. Y nuestro presidente, tan inteligente en la mayoría de las ocasiones para decir las cosas de la forma en que a todos nos gusta escucharlas y de manera que favorezcan al máximo a los intereses del Sevilla FC y el sevillismo en general, creo que hoy ha patinado.


Lo que se puede leer entre líneas de sus declaraciones es que a Del Nido el aficionado le importa un pimiento. Y esto, don José María, no está nada bien. Yo voy a estar igual de contento si mi equipo gana tanto si juega como los ángeles o juega como el Pinomontano (todos mis respetos desde aquí al CD Einstein Pinomontano, al cual arbitraré el próximo domingo), no obstante decir que lo de jugar bien es para el aficionado y para el medio de comunicación, desmarcándose totalmente es bastante feo.

Jugar bien es un factor más o menos necesario para ganar. No es indispensable, pero sí es recomendable y parece que está usted diciendo que descarta absolútamente que el Sevilla vaya a llegar a un momento de juego atractivo a los ojos y no sólo al sentimiento, que eso es algo que nos incumbe a nosotros.

Pues yo creo que sí, realmente nos incumbe a nosotros, pero también le incumbe al Sevilla FC y, por ende, a su persona, el hecho de ofrecernos un producto atractivo por el que más de cuarenta mil personas se están dejando el dinero. Hablar de fútbol, de nuestro Sevilla como un producto es algo que no casa con el sentimiento, pero al fin y al cabo es esto lo que se nos vende en un mundo, el futbolístico, que ya tiene más de mercado que de deporte.

Parece que a usted le importa un pimiento cómo se sientan los aficionados, le importa un pimiento lo que haga el equipo con tal de que las victorias (y el dinero) entren y que sólo le importa defender su discurso a capa y espada sin tener en cuenta la opinión de muchos sevillistas que también van al estadio, también pagan su abono y también sufren al equipo cuando viene un Granada y nos corta la cabeza.

Creo que ha patinado usted en sus declaraciones porque de todos es conocido, no se haga el sordo, del debate que existe en la afición sevillista, la escisión que se está produciendo a pasos agigantados entre apocalípticos e integrados, entre resultadistas y críticos, y que la cabeza más visible del Sevilla FC, el primer espada del sevillismo, el que tiene que estar dando la cara las 24h por su club y su afición; que usted, don José María, en lugar de ahuyentar el debate y optar por un discurso que establezca cordialidad y unión entre estos dos sectores de la afición, que son visibles y cada día lo son más, prefiera un discurso que deje bien claro que le importa un comino la opinión de los muchísimos aficionados que les gustaría que jugase mejor su Sevilla, tan de ellos como suyo, como mío, como del tío que se ponga una venda en los ojos y sólo quiera ver el marcador a favor como del que le da coraje que a veces en los partidos parezca que los futbolistas no saben lo que hacen.


A todos nos aúna este escudo, podemos discrepar, tener unas opiniones u otras, estar algunos incluso en pie de guerra, pero a todos nos late el mismo corazón y nos corre por las venas la misma sangre rojiblanca. Y que usted no sea capaz de, al menos, intentar establecer lazos de unión entre una afición que se resquebraja por sus diferencias, me parece lamentable.

Es el juego del equipo lo que está dividiendo al sevillismo, no es la posición en la tabla, los problemas económicos, los fichajes, la marca de pipas que se vendan en los aledaños del estadio o que el agua de los lavabos esté demasiado fría. Es el juego del equipo lo que divide a la afición, lo que tiene a unos más contentos que a otros, y si dice usted que no está aquí para contentar a la afición, entonces ¿usted para qué trabaja?

Debemos estar todos unidos porque sólo con nuestra unión podemos ser grandes. Pero si ni el equipo ayuda a contentar a los que más les importa el juego y ahora nuestro propio líder repudia con sus palabras a todo aquel que vea algo más que números... Mal vamos.

Que conste que a mi el juego me importa, pero no me importa más que ganar. No obstante, hay quien no piensa así y es igual de sevillista que yo. Yo sólo quiero que seamos grandes, pero con una afición dividida no podemos ser grandes. Por ello, don José María, le pido que sea más condescendiente con sus declaraciones, no está hablando del Madrid o de Roures, está hablando de su gente, de sus propios aficionados, de los que se parten la cara por su equipo, y despreciar a su gente porque no case con sus planteamientos no es de recibo para un presidente que, se supone, abandera aquello que dijo Jose Luis Gallegos de "Todos los hombres de cualquier nivel social, ideas religiosas o políticas tendrán aquí cabida".


Al final, si el equipo logra los objetivos, podrá venir cualquiera a quitarnos mérito que se va a comer lo que se comió Mahoma; pero el destino no se puede desencriptar y hay que estar preparado para todas sus variables, y una de ellas es que a final de temporada el Sevilla FC no logre sus objetivos. Me temo que para entonces, si la cosa no ha cambiado, la herida en el sevillismo nos vaya a pasar demasiada factura. Por ello, don José María, pongamos una gasa ahora que sólo es un rasguño, y si el equipo no puede contentarnos a todos, al menos, no metamos el dedo más en la llaga.

Salud y Sevilla Fútbol Club.

3 comentarios:

  1. Inadmisible,al menos para mi,las palabras vertidas por Del Nido.Claro,que con la mentalidad mercantilista que tiene.....Ahora me explico como aquel agosto esta ba en disney en vez de aqui.Ser sevillista de sentimiernto no tiene que estar reñido con dirigirlo.No se puede apelar a los sentimierntos de los aficionados cuando al club le interese y cuando no decir la barabridad de ayer,aunque todos queramos ganar.Seremos tan tontos que ya nos instara a llenar el estadio en venideros partidos de liga y copà,donde necesitara de nosotros y mon5tara su campaña para tocar nuestro corazon sevillista(ese que por lo dicho ayer le importa mas bien poco).Nos habra llevado a lo mas grande(agradecido),pero esos principios a mi no me gustan.

    ResponderEliminar
  2. Esto es Jose María del Nido en esencia. Hace poco decía Juan Angel de Tena (ALmas Sevillistas) que cuando le hizo la entrevista que publicó en su blog, el presidente le reconocía que quien mucho habla, mucho yerra.

    Pues eso. Que a veces Del Nido habla demasiado, y a veces lo que dice no es del todo correcto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Intentaré ser conciso:

    Del Nido es el presidente de una empresa mercantil que se dedica a ofrecer un ESPECTÁCULO deportivo. Un espectáculo, por definición, está pensado para entretener a la gente. El fútbol que entretiene es el que hace un equipo que juega bien. ¿Logros deportivos? A éste club, Copa del Rey milagrosa de 2010 aparte, los títulos le han llegado no ya jugando bien, sino como los ángeles.

    Todo eso de la rentabilidad económica y tal está muy bien (aunque se vaya al carajo por no estar ni en Europa League), pero por encima de todo el fútbol es un espectáculo para disfrute del espectador.

    Le guste o no, al señor Del Nido se le acabó hace mucho su tiempo en el Sevilla FC. Desde que está imputado en el Minutas, desde que mantiene a personajes como Vizcaíno, Alvarado y Cabrera en el Sevilla FC, convirtiéndolo en su CORTIJO, está acabado.

    Ya está bien de aguantar a Del Nido en el Sevilla FC. Dimisión YA.

    ResponderEliminar