5 dic. 2011

Así sí, Sevilla

Noche hoy de primeras veces. Primera vez que ganamos por más de un gol esta temporada, primera vez que marcamos tres goles en un partido, primera vez que encadenamos dos victorias consecutivas, primera vez que cogemos un tren hacia la Champions cuando se nos pone en bandeja, primera vez que ganamos al Getafe en casa en tres años y primera vez que me siento este año enamorado con mi equipo en competición oficial.

Dicen que es fácil hablar bien cuando las cosas salen, que los que de verdad saben de esto son los capaces de sacar cosas positivas incluso en las derrotas. Por ello hoy simplemente me voy a dejar llevar por la felicidad y la tranquilidad del momento.


Creo que después de lo visto hoy todos, y espero que Marcelino se termine por dar cuenta con el tiempo aunque ya parezca que lo ha aceptado, que el sistema es este. Que nos irá mejor o peor, ganaremos o perderemos, pero si se quiere dar una nueva identidad a este equipo en un altísimo porcentaje renovado había que cambiar la manera de jugar y plantear los partidos. Quizá es ahora cuando podamos entender qué es lo que quería el entrenador desde un principio. Tras volver a convertirnos en un equipo solvente defensivamente, culminando esta reconversión en el Nou Camo, podría decirse que se ha pegado cuatro partidos probando cómo dar más lustre ofensivo al equipo, hasta dar con la tecla en estos dos últimos encuentro. Testigo de ello es el seis de seis y la excelente sensación que nos queda a todos.

Hombre por hombre, es de remarcar el impresionante lavado de cara que está viviendo Federico Fazio, un jugador que yo tenía en muy baja estima pero ahora me doy cuenta de que era, simple y llanamente, porque no jugaba en su sitio. Jugando de central, con la confianza que Marcelino le está dando, parece que está comenzando a explotar y hacerse un nombre en el equipo, haciéndonos hoy olvidar por completo que Escudè no estaba en el campo. Coke y Navarro serios y participativos y Emir Spahic totalmente incuestionable, aunque de nuevo dos detalles en los que estuvo involucrado son la polémica del partido, en primer lugar su clamoroso penalti no pitado por Iglesias Villanueva y en segundo lugar la agresión recibida por parte de Miku que ninguno de los tres que tenían que verla vieron, o no quisieron ver.


En la medular hoy Rakitic se ha crecido y se ha parecido muchísimo a aquel rubito que nos dejó boquiabiertos en Enero. Tan notable ha sido su aportación como deficiente la de Trowchosky, que día a día parece apagarse más. No sé si estoy en lo cierto, quizás sea fruto de que es lo que quiero ver, pero me ha parecido dar mucho más Campaña en 10 minutos que Piotr en 80. Esperemos que cambie y veamos una versión mejorada, aún inédita, del internacional alemán.

Con la rotura de Perotti, (esperemos que no sea grave) Manu del Moral por fin ha podido jugar en la posición que jugaba en el equipo al que hoy se ha enfrentado. Y simplemente se ha salido. No voy a hablar del golazo que ha marcado sin mirar a portería porque eso lo habéis visto todos, sólo voy a dejar en el aire el apunte de si nos conviene seguir manteniendo ciegamente a Perotti en esa banda cuando Manu está a un nivel infinitamente superior.

Negredo hoy ha trabajado pero no ha sido suficiente y han sido otros los que han tenido que torar del carro, como Navas, que lleva varios partidos en su línea de siempre, esa que parecía haber perdido. Y, cómo no, volvió a marcar Kanouté, que se sacó de la manga un golpeo impresionante a pase de Rakitic que le sirvió para resarcirse con furia del uno contra uno errado en los minutos finales.


¿Es esto lo que quería Marcelino? ¿Es este el Sevilla que todos esperábamos ver? No puede saberse. Lo único que podemos (y debemos) tener en cuenta es que la semana que viene jugamos con el cuarto clasificado y que dependemos de nosotros mismos para volver a puestos de liga de campeones. Más allá de todo ello, todo es hablar por hablar. Yo de momento, para no hablar de la cuenta me despido de vosotros durante unos días ya que me voy de puente a la hermosa ciudad de Granada.

Felicidades al sevillismo y a la blogosfera sevillista. Hoy todos dormiremos contentos.

1 comentario:

  1. Esperemos que lo de ayer sea un punto de inflexion.

    Queda mucho aun, pero se esta en la senda.
    Sobre Fazio, amigo mio, ha jugado muy buenos partidos de central, pero tambien de mediocentro.

    Desgraciadamente es otro de los damnificados de esta sectaria prensa de la ciudad que a la mas minima le atizan sin remision.

    De la misma manera, en otras ocasiones en las que ha jugado de central y quizas no hay estado tan brillante, le han dado hasta en el cielo de la boca.
    Con todo, coincido contigo en que el argentino donde mejor rinde a mi juicio es como central, sin desdeñar que yo le veo una condiciones impresionantes para jugar de mediocentro.

    Esperemos que la mejoria de algunos jugadores vaya en consonancia del equipo y que acabe consolidandose en la zona champions.
    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar