6 jul. 2011

Novedades

Una vez acabados mis exámenes, comienza mi verano, justo cuando nuestro equipo se pone en marcha.
A mi parecer, con una equipación de entrenamiento más fea que ojú (eso sí, para entrenar, que es para lo que es, vale) aunque todos estamos de acuerdo que es provisional. Por otro lado, la directiva nos despierta con otra sorpresita.

Ya se venía hablando desde hace varios días, pero hoy lo ha hecho oficial la web del club (que, por cierto, la han puesto muy bonita), que se ha fichado al defensor bosnio Emir Spahic, y yo es ahora cuando me lo creo, porque tengo por costumbre no echar cuenta de nada de lo que se rumorea en el mercado de fichajes hasta que no se hace oficial por nuestros medios.

Llega este hombre, desconocido para (creo) todos, que contará con 31 años cuando empiece a jugar.

Antes de nada, comentemos las cuestiones objetivas.

La directiva, supongo que para dar frenazo a la sangría defensiva de los últimos años, buscaba un defensor veterano, contundente, que tuviera categoría internacional, y, por supuesto, que fuera barato.

Contemos que Spahic es veterano, ha jugado en 5 equipos desde 2001, primero en Croacia, en el segundo equipo de Zagreb, el NK, desarrollándose posteriormente la mayor parte de su carrera en la liga Rusa, que si bien no es mediocre, tampoco es puntera; para recalar en el Montpellier HSC francés en 2009. Por lo tanto 10 años jugando en ligas de segundo nivel. Quizá suficiente, quizá no.

Contemos que Spahic es contundente, ya que es un tío de metro ochentaitantos, cachas y curtido en el frío de la madre Rusia. Ahora bien, quizás sea demasiado contundente.

Por supuesto, contamos con que es internacional, con 51 partidos, siendo uno de los puntales de su selección, tras Dzeko.

Y contemos con que ha sido barato, según lo que se baraja por ahí, unos 1,5 millones de euros, nada estratosférico viendo las millonadas que se han pagado en los últimos años por paquetes como Alexis Ruano.

Ahora pasemos a los criterios subjetivos.

Podemos decir que es demasiado mayor, aunque está claro que, quitando a Piqué y unos cuantos más, la edad culmen para un central de élite es la treintena. Ahora bien, no entiendo tanto revuelo con Bernardo si ahora se ficha un tío que le va a quitar el sitio (en caso, claro está, de que lo tuviera ganado). Por otro lado, me parece bien que se traiga a un tío contundente, que sepa lo que hace, que esté al nivel de Escudé.

Ahora bien, reiterándome, miedo me da que sea demasiado contundente.

Como le de al bosnio por parar a Cristianito, a Villa, al Agüerito o a cualquier delantero de nuestra adulterada Liga con los dos codos, vamos habiaos.

No voy a decir que no debíamos fichar a un jugador porque haya sido sancionado 12 partidos (a lo Pepe). No conozco las circunstancias en las que se produjo esa dura entrada (aquí la tenéis, por si no la habéis visto), la temperatura del partido, si el Brent es máximo rival del Montpellier o simplementente Spahic tenía algún pique personal con Nolan Roux; pero creo que este hombre debe saber que como eso lo haga aquí, en España, y más concretamente aquí, en Sevilla, se puede convertir en el nuevo Pablo Alfaro, Javi Navarro o quizás peor en cuanto a martirización por parte de los medios se refiere.

La maquinaria para martirizar al nuevo jugador sevillista no ha empezado aún, pero estoy seguro de que los primeros comentarios acerca de Spahic cuando empiece a jugar serán referentes a su desafortunado algarabío.

Esperemos que demuestre lo contrario, que es un central de garantías, que ese episodio es agua pasada y que, por supuesto, nos lleve, como todos confiamos con la plantilla que se está terminando de confeccionar, directos a la Champions.

Ya sólo queda ese delantero que supuestamente está buscando Monchi. Yo de momento, voy a ir actualizando el FIFA ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario